Francella Madrigal.5 junio

No es un secreto que las frutas y verduras que consumimos a diario, han sido expuestas a plaguicidas durante su cosecha. Si bien los plaguicidas son utilizados para proteger a los cultivos de todo tipo de plagas, también contienen una serie de toxinas perjudiciales para la salud que a largo plazo pueden provocar alergias, asma y hasta cáncer, según información de la Organización Mundial de la Salud.

Por esta razón, le presentamos cuáles alimentos son los que contienen la mayor cantidad de plaguicidas y cuáles puede sembrar en la comodidad de su hogar para proteger su salud.

Una alternativa es crear usted su propia huerta, otra es contratar a profesionales. Por ejemplo, Plantarte CRC es una empresa que desde hace 3 años se dedica a la creación de huertas orgánicas. Los tamaños van desde una caja de un metro cuadrado (m²) o una pequeña pared verde, hasta huertas de 12 m².

Según el espacio disponible, se pueden mezclar cosechas de chile, pepino, tomate cherry, cebollín, kale y arugula. Al cosechar y consumir estos productos no solo añade muchísimo más valor nutricional a la dieta diaria –y muchísimo más sabor–, sino que también impacta de manera positiva al medio ambiente al no exponer la tierra a químicos.

Huerta
Huerta
¿Cómo elaborar su huerta?

1. Dónde hará su huerta casera. Los lugares donde llega la luz solar son mejores pues la mayoría de las especies necesitan como alrededor de seis horas diarias de sol. También se debe evitar que los cultivos más altos le hagan sombra a las plantas más pequeñas.

2. Decida qué va a sembrar. conocer las características del cultivo es fundamental para seleccionar la profundidad de las macetas. Las plantas con raíces más superficiales como el perejil o las legumbres no se extienden más allá de los diez centímetros, mientras que los tomates y repollos tienen raíces más profundas.

3. Elija las macetas. Los recipientes a usar (pueden ser botellas plásticas, cajas de madera o tarros reutilizados) deben pequeños huecos en el fondo para que el agua escurra.

4. Piense en vertical. Si tiene poco espacio, considere que también puede ubicar su huerta de forma vertical en una pared. Este tipo de huerta es ideal para lechuga, perejil, acelga, tomillo, orégano o menta.

5. El secreto de combinar. Si combina bien los cultivos, se pueden desarrollar mejor y se aprovecha más el espacio, la luz, el abono y el agua. Mezcle teniendo en cuenta variedades que requieren nutrientes y riego parecidos, o coloque juntas hortalizas con plantas aromáticas para controlar las plagas.

6. El riego. La mañana es la mejor hora para regar su huerta, cuando el día aún no es caluroso y así minimiza la evaporación. Recuerde que el exceso de agua asfixia las raíces de la planta.

Huerta
Huerta
Ahórrese los plaguicidas

Los siguientes son algunos de los alimentos que tienen más químicos durante su cultivo. ¿Qué tal si los incluye en su huerta orgánica?

  • Fresas
  • Espinacas
  • Apio
  • Tomates
  • Chile dulce
  • Papas
¡No bote nada!: los beneficios del compost

Los desechos orgánicos pueden aprovecharse para elaborar abono o compost, este se mezcla con la tierra de la huerta para aumentar la cantidad de nutrientes.

Fuentes: Plantarte CRC y Organización Mundial de la Salud.