El Mercurio/GDA/Chile.24 julio

Seguir una dieta mediterránea durante el embarazo ayuda a prevenir un aumento de peso innecesario y reduce el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Según un estudio de las universidades inglesas de Queen Mary y la de Warwick, las mujeres que se alimentaron siguiendo esta dieta tenían 35% menos riesgo de diabetes gestacional en el embarazo y subían en promedio 1,25 kilos menos que las demás embarazadas.

El estudio sugiere que una dieta de estilo mediterráneo podría ser una intervención eficaz para las mujeres que llegan al embarazo con obesidad preexistente, hipertensión crónica o niveles elevados de lípidos. Los resultados fueron publicados en PLOS Medicine.