Mónica Morales.15 abril

En estos días todo el mundo anda en búsqueda de vacunas y tratamientos contra el coronavirus. Sin embargo, por ahora, ninguno de estos ha aparecido y por eso el distanciamiento físico y el lavado de manos siguen siendo las medidas más eficientes para prevenir el contagio.

No obstante, en caso de que la infección llegue, lo ideal es que encuentre al organismo con las defensas fortalecidas y para que eso ocurra es clave la alimentación. Un buen estado nutricional puede fortalecer el sistema inmune, mientras que la malnutrición lo debilita.

Según recoge una revisión reciente sobre «Nutrientes e inmunidad» de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital Universitario Vall d'Hebrón en Barcelona, España, la nutrición es un componente determinante en el desarrollo y mantenimiento de la respuesta inmune, con el fin de superar con total vitalidad momentos como este, que no tiene precedentes.

El informe señala, que los ácidos grasos Omega-3 son muy importantes, tanto para fortalecer el sistema inmunitario, como para cuidar la salud cardiovascular, visual y cerebral. Para ello es importante la ingesta de pescado azul, como atunes y sardinas.

Las vitaminas hidrosolubles (vitamina B, ácido fólico, B12 y vitamina C) como las vitaminas liposolubles (A, D y E) desempeñan un papel importante para el sistema inmunitario. Las primeras regulan la respuesta inmunitaria del organismo frente a posibles ataques externos, mientras que las liposolubles estimulan la producción de células indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmune.

En cuanto a los minerales, el hierro, el cobre, el selenio y el zinc tienen un impacto directo en la proliferación de diferentes tipos de anticuerpos y, conjuntamente con las vitaminas liposolubles e hidrosolubles potencian un adecuado desarrollo y mantenimiento del sistema inmune.

La fibra es otro de los componentes que ayuda al bienestar de las bacterias beneficiosas que residen en el intestino y que juega un papel importante en el sistema inmunitario. Se encuentra en alimentos de origen vegetal como las verduras, las frutas, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y las semillas.

Por eso, acá le compartimos una receta rica en nutrientes, para aumentar las defensas.

Receta: Sardinas a la Veracruzana

Ingredientes

  • 2 latas de sardinas en aceite de oliva La Sirena
  • 1/2 cebolla, fileteada
  • 4 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 kg tomate, en cubos chicos
  • 1 pimiento verde, en cubos pequeños
  • 1/2 taza aceitunas, en mitades
  • 3 cucharadas aceite de oliva
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/4 taza de alcaparras
  • 2 cucharadas mantequilla
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Precaliente el horno a 190ºC. Calienta el aceite y sofríe la cebolla y el ajo por 3 minutos a fuego medio. Agregue los tomates y deja hervir por 4 minutos a fuego bajo. Añade el pimiento cocina durante 5 minutos; sazone con sal y pimienta.

Incorpore las hojas de laurel, el orégano, las aceitunas y las alcaparras; cocina durante 5 minutos más. Reserve. Lava las sardinas y agrega sal y pimienta. Derrite la mantequilla en un sartén grande y sella las sardinas por ambos lados. Acomódalas en una cazuela o refractario previamente engrasado.

Bañe las sardinas con la salsa de tomate, cubra con papel aluminio y hornee durante 20 minutos o hasta que estén cocidas.