GDA .25 junio, 2018

El azúcar puede recibir diferentes nombres según su origen o el uso que se le da para la elaboración de determinados alimentos. Algunas tienen características 100% naturales como es el caso de la fructosa (frutas y verduras), la miel (producida por las abejas) o el jarabe de arce.

No obstante, en las etiquetas nutricionales de los alimentos pueden usar otros nombres del azúcar como los que le mencionamos antes, pero sin ser completamente naturales ya que fueron procesados con anterioridad en la elaboración del producto. Lo más común es que encuentre la palabra “azúcar” seguida de una cantidad específica de gramos, después puede que le enumeren otro tipo de endulzantes que piensa provienen de fuentes naturales o simplemente desconoce.

Aquí le dejamos los otros nombres del azúcar que se usan en los empaquetados:

Melaza: Se trata de un residuo del refinado de la caña de azúcar. Contiene menos calorías que el azúcar de mesa.

Maltosa: La podemos encontrar en el almidón el glucógeno, se obtiene a partir de los granos de cebada cuando están germinado. Otra forma de llamarla es azúcar o jarabe de malta.

Glucosa: Aunque forma parte de nuestro organismo por estar en la sangre (de ahí que se hable de los niveles de glucosa), también está en la miel, pan blanco, chocolate, arroz integral, etcétera.

Maltodextrina: Se forma por la hidrólisis del almidón, se puede encontrar en polvo y líquida. Aunque se dice que contiene menos monosacáridos y disacáridos que otros, lo cierto es que se combina con otros ingredientes que son muy dulces como ocurre en el caso de los helados o el pan.

Jugo de fruta o jugo de fruta concentrado: Esto podría llegar a verlo como fructosa ya que es el tipo de azúcar que se encuentra específicamente en las frutas. Sin embargo, el jugo por sí solo y más si es concentrado contienen endulzantes extras ya que se hierve el jugo con azúcar para que se conserve por más tiempo.

Miel: Un producto de las abejas, es uno de los más saludables si la consume natural. En cambio, si la compra envasada, es probable que haya perdido algunas de sus propiedades nutritivas.

Jarabe de arce: También se conoce como miel de maple y se fabrica a partir de la savia del arce azucarero.

Jarabe de agave: Sale del agave y es más rico en fructosa que el azúcar, pero tiene menos contenido calórico. Si piensa usarlos asegúrese de comprar un producto de buena calidad o directamente con los productores.

Lactosa: Se encuentra en la leche y sus derivados ya que se produce de manera natural en éste alimento por lo que es inevitable no consumirla, pero sí puede impedir ingerir azúcares añadidos.

Jarabe de arroz: Sus componentes son maltosa, glucosa y maltotriosa. Se usa principalmente para endulzar la leche de arroz.

Dextrosa: Es la glucosa (aunque se presenta en forma de polvo) y se obtiene a partir del almidón de alimentos como el arroz, trigo y maíz.

Dextrina: Se usa como un aditivo en los alimentos y aunque su contenido de glucosa es bajo, suele estar combinado con otro tipo de azúcares.

Azúcar de caña: Se trata de un tipo de azúcar granulado derivado de la caña. Aunque es más saludable que la sacarosa (azúcar de mesa), no la hace más saludable porque está refinada. Tiene pocas vitaminas y minerales.

Sacarosa: Es el azúcar de mesa, es decir, la blanca que encontramos en polvo. También deriva de la caña de azúcar, pero no tiene propiedades naturales dado que está refinada en su totalidad.

Almidón: La encontramos en los cereales y algunos tubérculos como la papa. Pero también se puede hallar en polvo.

Y más...

Aunque la lista continúa estos son algunos de los más comunes o usados en la industria de los alimentos. Si bien muchos de ellos son naturales, al estar procesados o con otros azúcares refinados, pierden todas sus propiedades y son igual de dañinas que la sacarosa. Recuerde controlar su ingesta de azúcares.

Otros nombres que pueden encontrar son jarabe refinado, galactosa, etil matol, azúcar de castor, malta diastática, cristales de jugo de caña, azúcar invertido, concentrados y sorbitol, por mencionar algunos. Aunque todos se refieren a los mismos y son endulzantes.