.1 octubre, 2015
Las torillas son idelaes por su componente de maíz.
Las torillas son idelaes por su componente de maíz.

Expertos en nutrición determinaron que el consumo de tortilla no sólo no perjudica a la salud de las personas con diabetes, sino que favorece la reducción de niveles de azúcar en la sangre.

Una investigación encabezada por Rosalva Mora Escobedo, investigadora de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional revela experimentalmente que el almidón que contiene el maíz es de gran beneficio para las personas que padecen esta condición de vida.

El estudio evalúa qué tan favorable era el consumo de tortilla para personas que padecen de diabetes, ya que debido a publicidad engañosa se había satanizado este alimento.

Las torillas son idelaes por su componente de maíz.
Las torillas son idelaes por su componente de maíz.

Anteriormente los médicos decían a las personas con diabetes que no debían consumir tortillas porque su consumo les iba a elevar los niveles de azúcar. Sin embargo, de acuerdo con los trabajos de investigación realizados en la ENCB, el almidón presente en los granos de maíz, que es el ingrediente principal en la elaboración de las tortillas, posee una enzima capaz de ayudar a controlar el azúcar en la sangre de las personas.

Incluso, aquellas tortillas que se guardaron en el refrigerador y fueron calentadas o tostadas conservan las propiedades del almidón que controla los niveles de azúcar en la sangre y que evita complicaciones derivadas de la enfermedad.

A su vez, la nutrióloga Amaranta Backhoff recomienda el consumo de la tortilla de maíz, ya que es rica en calcio, explica que hay estudios que muestran que en regiones donde el consumo de tortilla es más alto hay menos padecimientos relacionados a la salud de los huesos, también aporta una buena cantidad de fibra por lo que ayuda a mejorar la digestión y la salud del colon.

Las tortillas de maíz tienen un efecto beneficioso en el tracto digestivo, gracias a su contenido en fibra, esta absorbe el agua y evita que las heces sean excesivamente duras que puede contribuir al estreñimiento.