Mónica Morales.20 marzo

Debido a la declaratoria de emergencia nacional, muchos costarricenses realizaron compras muy grandes de alimentos los cuales necesitan una adecuada manipulación y almacenamiento para no ser fuente de enfermedades de transmisión alimentaria.

Las enfermedades de transmisión alimentaria son aquellas que se dan cuando la persona consume un alimento que esta contaminado por gérmenes (bacterias, hongos o virus) y en este momento de pandemia es importante referirse específicamente al coronavirus Covid-19.

Para lograr que los alimentos se mantengan seguros para el consumo y que este virus no afecte la salud de las personas a través de los alimentos, la Dra Cinthya Rodríguez del Colegio de Profesionales en nutrición, realiza las siguientes recomendaciones:

- Mantener todas las normas de limpieza iniciando por el adecuado lavado de manos. Podemos contaminar un alimento con gérmenes si por ejemplo nos tocamos la cara con la mano y luego tocamos el alimento con esa mano. Así de fácil se da la contaminación de los alimentos. Los gérmenes pueden viajar en nuestra ropa, cuerpo, utensilios de cocina. Por eso es tan necesario lavar bien todos los utensilios de cocina y muebles antes de preparar los alimentos.

- Separar los alimentos crudos de los cocidos, este punto es de suma importancia en el manejo de las carnes crudas (pollo, res, cerdo y pescado) pueden traer gérmenes que puede pasarse a otros alimentos durante la preparación o el almacenamiento.

- Para almacenar los alimentos crudos como las carnes, se deben mantener a una temperatura segura, para lo cual vamos a refrigerar las carnes lo antes posible, en la refrigeradora vamos a colocar las carnes crudas en recipientes con tapa para evitar que se dé la contaminación con alimentos cocinados o listos para el consumo y los vamos a colocar debajo de los alimentos cocinados, en la parte inferior del refrigerador.

- La cocción de los alimentos es otro punto que debemos tener en cuenta ya que con una cocción adecuada se pueden matar casi todos los gérmenes y los estudios científicos han demostrado que lo ideal es alcanzar una temperatura superior a los 70 grados centígrados. Lo ideal es tener un termómetro de alimentos para vigilar la temperatura, pero como la mayoría de las personas no cuenta con uno, estos son algunos consejos: Cocine las carnes hasta que los jugos sean claros y el interior no este rosado y los huevos y pescado hasta que estén completamente calientes. Asegúrese de que las sopas y guisos por ejemplo hiervan completamente y déjelos así hasta por un minuto y si tiene que recalentar un alimento siempre debe estar seguro que el alimento esta completamente caliente. (Preste especial al horno de microondas muchas veces no caliente el alimento de manera uniforme).

- Los alimentos deben mantenerse en temperaturas seguras para que no causen enfermedades a las personas. Refrigere lo mas rápido posible los alimentos perecederos como las carnes y quesos, no deje alimentos cocinados a temperatura ambiente por más de dos horas, no descongele los alimentos a temperatura ambiente ni en la pila de casa en agua. Lo ideal es pasar los alimentos del congelador al refrigerador para descongelarlos. Cuando quedan sobras de alimentos que preparamos en casa enfríelas y guárdelas lo mas pronto posible en el refrigerador y cuando las vaya a utilizar recuerde consumirlas ese día y no volver a guardarlas. Se recomienda preparar los alimentos que va a consumir para evitar tener que guardar en el refrigerador, si debe hacerlo guárdelo en recipientes pequeños.

- Con respecto a las frutas y vegetales cuando los compre o si ya los tiene en casa asegúrese que estén sin magulladuras, sanos, frescos y sin cortaduras. Lávelos con agua potable y desinféctelos por separado en agua con cloro durante 10 minutos (2 litros de agua más 10 gotas de cloro), luego enjuagarlos con agua potable.

- Es importante revisar la fecha de vencimiento de los productos, no comprar latas que presenten golpes, la leche y productos lácteos que estén pasteurizados.