Mónica Morales.12 mayo

El Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN) realizó sondeo en población en cuarentena. El sondeo confirmó que existen hábitos diarios que son urgentes de modificar en los hogares del país, entre ellos, destaca la falta de actividad física. La cuarentena redujo el ritmo de actividad física en el 40% de los participantes, mientras que un 21% afirmó que ha sido sedentario antes y durante el confinamiento.

Ante esto, el Dr. Stiff Masís, vicepresidente del CPN, recuerda que es fundamental que las personas realicen mínimo 150 minutos de actividad física a la semana y afirma que nutrición sin movimiento no es nutrición.

“Podemos hacer actividad física con las herramientas que tengamos disponibles en nuestra casa, en internet podemos encontrar videos de aeróbicos y de baile que nos pueden ayudar a cumplir con la cuota semanal que requerimos”, afirmó el profesional en nutrición.

El CPN hace también un llamado a cuidar los tamaños y cantidades de porciones de los alimentos, esto porque se detectó un aumento de consumo de harinas como pan y tortilla, frutas y vegetales.

“Es importante recordar que ningún alimento es malo si se consume moderadamente, a pesar de que recomendamos comer frutas y vegetales, nos preocupa que se esté haciendo de manera desequilibrada porque se puede abusar de la fructuosa o de vegetales harinosos que más bien nos pueden perjudicar”, agrega el Dr Masís.

Respetar los tiempos de comida es fundamental. Se sugieren tres tiempos principales y dos meriendas. El desayuno debe aportar aproximadamente un 25% de las necesidades de energía de una persona, el almuerzo un 20% y la cena de un 15% a 20%. El porcentaje restante se debe dividir entre las meriendas.

En el sondeo se registró que un 51% de los encuestados afirmaron realizar de tres a cuatro tiempos de comida al día durante la cuarentena.

Cuidado con los alimentos “saludables” y con el insomnio

El interés por adquirir productos saludables está presente en un 63%, ante lo cual, los nutricionistas piden cautela. “Recordemos que light no es sinónimo de saludable, pues muchos de los productos que se encuentran en el mercado bajo cuentan con una reducción de sal, azúcar y grasa que no es realmente significativa”, aseveró el representante del Colegio.

Por otra parte, el insomnio ha sido frecuente en un 59,82% de los participantes en el sondeo. Según los especialistas, esto se puede deber a un consumo excesivo de azúcar que produce a su vez estrés metabólico. Esto aunado al estrés de la vida diaria influye negativamente en el sistema inmunológico.

A nivel general, el CPN recomienda alimentarse bajo la guía de un profesional en nutrición y no dejarse llevar por dietas de moda, planes o retos disponibles en internet o productos que afirman potenciar la pérdida de peso e insisten en la importancia del consumo de frutas y vegetales, frijoles y cereales integrales y la reducción de azúcar, sal y grasas.