Mónica Morales.6 abril

Una de nuestras metas constantes es mantener una alimentación más saludable, y, aunque parezca un concepto bastante sencillo, la nutricionista Ana Cristina Gutiérrez asegura que muchas personas manejan una noción equivocada sobre el tema.

La alimentación saludable es aquella que proporciona los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse funcionando correctamente, conservar la salud y minimizar el riesgo de enfermedades.

Según la nutricionista, los errores más frecuentes al pensar en alimentación saludable son:

  1. Suponer que hay que eliminar todo lo “rico” de la dieta. Comer bien también significa comer sabroso. Hay muchísimas recetas con ingredientes saludables para poner a prueba la creatividad y el paladar.
  2. Creer que hay que comer solo ensaladas. ¡Grave error! Las ensaladas son buenas, pero también debemos incluir el resto de grupos alimentarios para tener una dieta balanceada.
  3. Prohibir el consumo de arroz, pan o cualquier tipo de carbohidratos. Esto podría privarnos de obtener nutrientes necesarios para las funciones de nuestro cuerpo, como la fibra, por ejemplo. La sana alimentación no prohíbe grupos alimenticios, sino que los regula para ingerir las cantidades adecuadas según su cuerpo y su estilo de vida.
  4. Pensar que los alimentos saludables pueden consumirse ilimitadamente. Todo exceso es malo; hay que aprender a comer con límites, así se trate de una persona muy activa físicamente.
  5. Hacer ayunos sin ninguna supervisión de un profesional de la salud. Para que un ayuno aporte beneficios a la salud, debe cumplir con requisitos de tiempo. Además, hay que alimentarse bien, guiado por una persona especialista en nutrición, durante la ventana de ingesta de alimentos.
  6. Esperar que con un corto plazo de buena alimentación se eliminen los kilos o problemas de años de mala alimentación. Ninguna dieta es mágica (y si lo es, sospeche de las consecuencias para su salud); todo requiere de tiempo, esfuerzo y ejercicio.
  7. Consumir alimentos saludables solo algunos días. La buena alimentación debe ser un estilo de vida que nos acompañe en todo momento.

Para la especialista, este tipo de conductas no solo no son saludables, sino que pueden provocar graves daños a la salud. Asegura que quienes más se ven tentados a cometer estos errores son las personas que tienden a ir brincando de un plan a otro y que, además, quieren milagros en pocos días.

Ana Cristina Gutiérrez recuerda que la alimentación saludable es aquella que incorpora todos los grupos de alimentos en la cantidad adecuada, según las necesidades de la persona. Además, prefiere los alimentos frescos sobre los procesados, por ejemplo, las frutas frescas en lugar de los jugos empacados o las carnes preparadas en casa en vez de las precocidas. Estas últimas, por lo general, contienen un alto contenido de sodio.

Asimismo, Gutiérrez recomienda consumir alimentos altos en fibra, por ejemplo, pan integral y granos integrales; incluir frutas, vegetales, grasas saludables, carnes magras y lácteos descremados, y, como punto clave, mantener una buena hidratación.

La nutricionista asegura que es de suma importancia ser consciente de que los errores señalados pueden llevar a subir y bajar de peso constantemente y esto, a largo plazo, acarrea problemas de salud, tales como el síndrome metabólico o un metabolismo lento.

Fuente: Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife