Cecilia López.18 septiembre

Se acercan las fiestas de fin de año y muchas buscamos bajar unos kilos para lucir una figura más esbelta durante las reuniones con amigos y familia. Existen muchas dietas para lograrlo pero la tendencia actual es la llamada dieta cetogénica que le dice adiós a los carbohidratos.

La dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos que genera cetosis, es decir, un proceso normal que permite al cuerpo seguir trabajando mientras se consumen pocos carbos. Esta dieta debe ser muy baja en carbohidratos, moderada en proteínas y muy alta en grasa alimenticia.

Esta manera de comer obliga al cuerpo a quemar grasas para tener una principal fuente de energía y olvidarse de los carbohidratos. Entre los alimentos que se recomienda consumir se encuentra el salmón, los lácteos, huevos, aguacate, frutos secos, aceite de oliva y vegetales bajos en carbos.

Además, se permite ingerir algunas frutas como las moras, frambuesas y fresas, y carne, que también aportan gran cantidad de grasas naturales. Lo único que se debe procurar es no consumir más de 50 gramos de carbohidratos, para poder cumplir con el proceso y lograr la cetosis.

Se permite ingerir algunas frutas como las moras, frambuesas y fresas.
Se permite ingerir algunas frutas como las moras, frambuesas y fresas.

Celebridades como Kourtney Kardashian, Megan Fox y Adriana Lima siguen esta dieta para no aumentar de peso e incluso algunas prefieren deshacerse completamente de los carbohidratos para ver mejores resultados.

Uno de los beneficios de hacer esta dieta es que los resultados suelen ser bastante rápidos si se complementa con una rutina de ejercicio. Además no hay tiempo establecido para seguirla, se puede hacer y disfrutar durante el tiempo que se quiera. No obstante, si padece de diabetes, hipertensión o se encuentra en periodo de lactancia, puede que se necesite más preparación y adaptación adicional.

Cuando el cuerpo entra en cetosis

Para saber si nuestro cuerpo se encuentra en cetosis, se debe prestar atención a los siguientes signos que indicarán que efectivamente ya se encuentra en el estado:

  • Disminución del apetito y aumento de niveles de energía.
  • Aumento de sed y micción.
  • Boca seca.
  • Mal aliento, ya que el cuerpo se encuentra quemando mucha grasa y convirtiéndola en cetonas, lo que puede hacer que aparezca un olor en el alienta o en nuestro cuerpo. No obstante, no es siempre que aparece y para la mayoría que sí lo experimenta, suele desaparecer en una o dos semanas.

Además, si quieren ser más precisos al medir el nivel de cetosis, se puede utilizar tiras de orina, analizadores de aliento o medidores de sangre.