Mónica Morales.8 mayo, 2017
Remedios caseros para males comunes
Remedios caseros para males comunes

Quizá la solución que necesita para ese padecimiento que tanto la acongoja está en su refrigerador o sembrado en su patio, preste atención a las soluciones sabias que hemos ido aprendiendo de nuestras abuelas y brinde un remedio natural a sus malestares.

1. Limpiar riñones: Las barbas o pelos del maíz son diuréticos (nos ponen a orinar más), por eso se recomiendan para mejorar la función de los riñones. Se hierven unos 50 gramos o media taza de las barbas del maíz, en un litro de agua por 20 minutos. Se toman cuatro tazas de esa agua, a lo largo del día.

2. Picadura de insectos: Moje unas hojas de menta y colóquelas encima de la picadura para sentir un alivio instantáneo. También puede formar un ungüento macerando un puñado de hojas de menta con tres cucharadas de agua, y lo aplica sobre la roncha.

3. Infección en los ojos: El aceite de coco es rico en compuestos antibióticos que actúan contra los microorganismos que generan infecciones en los ojos. Sus compuestos oleosos hidratan el lagrimal y ayudan a evitar la sequedad y la comezón. Humedezca un hisopo de algodón con el aceite y frótelo sobre las zonas afectadas. Úselo dos veces al día.

4. Estrés: Las almendras son un buen remedio contra la ansiedad, estrés y depresión debido a su alto contenido de vitaminas del complejo B. Prepare la leche de almendras licuando diez almendras dulces, un vaso de agua y una cucharada de miel (opcional). Cuele e ingiera.

5. Subir las defensas: Se licúa una zanahoria mediana en un poquito de agua. Luego se le agrega el jugo de dos naranjas y se toma inmediatamente. Se toma diariamente por un mes.

6. Gripe y tos: Se pone un litro de agua a hervir. Se pica un trozo de jengibre de más o menos diez centímetros de largo. Cuando el agua está hirviendo se agrega el jengibre y se deja a fuego bajo por diez minutos. Se cuela, se le agrega miel de abeja al gusto y el jugo de un limón ácido. Se toma caliente, una taza tres veces al día.

7. Dolor de estómago: La planta de albahaca contiene una sustancia llamada saponina, la cual permite asimilar mejor los nutrientes de los alimentos y reduce los malestares estomacales. El té de albahaca también es muy adecuado para desinflamar el aparato digestivo, expulsar los gases, reducir los calambres estomacales y evitar los cólicos. Tome hasta dos tazas diarias de una infusión hecha con hojas de albahaca.

8. Mal olor en las axilas: El gel de aloe vera como el aceite de coco cuentan con componentes antibacterianos que ayudan a eliminar los malos olores corporales. Además, protegen la piel y la renuevan. En la licuadora mezcle media taza de gel de aloe vera con dos cucharadas de aceite de coco, hasta que sea una mezcla homogénea. Tome la cantidad que considere necesaria y frótela sobre las axilas. Repita su uso dos veces al día.

9. Hemorroides: El jugo natural que suelta la papa cruda tiene sustancias antiinflamatorios y analgésicos que ayudan a inhibir el dolor y la inflamación en el recto. Corte la papa en varias rodajes y aplíquelas durante cinco minutos sobre la zona afectada. Luego enjuague con agua fría y repita su uso durante todas las noches.

10. Brotes de herpes: Se puede frotar chile picante directamente sobre la piel en la parte afectada. Este ingrediente contiene una sustancia llamada capsaicina, que es la que da el sabor picante y tiene propiedades medicinales. La capsaicina también se usa en cremas para tratar la psoriasis, una enfermedad de la piel que causa descamación, inflamación y dolor.

11. Ampollas en los pies: Los compuestos hidratantes y regeneradores del aceite de oliva hacen que sea un buen aliado para tratar las ampollas. Su aplicación disminuye la inflamación y el dolor y, de paso, facilita la eliminación del líquido y la piel muerta. Frote una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre la zona afectada y déjelo absorber, sin enjuagar. Repita su aplicación dos veces al día, todos los días.

12. Aumentar la energía: Por las mañanas y a media tarde, tome un vaso de agua con una cucharada de miel de abeja y una cucharadita de canela en polvo.

13. Flatulencias: La infusión de perejil es un remedio contra los síntomas de la indigestión, como la inflamación y las flatulencias. Agregue una cucharada de perejil picado en una taza de agua hirviendo y deja que se concentre durante diez minutos. Beba la bebida verde que se formó, durante dos o tres veces al día.

14. Mal olor en los pies: En una tina o un recipiente hondo, se revuelven cinco cucharadas de vinagre de manzana con agua caliente. Se meten los pies durante diez minutos. Este tratamiento hay que hacerlo una vez al día por un mes seguido.

15. Reumatismo: Se disuelven cinco cucharadas de sal de Inglaterra en un litro de agua caliente. Se empapa bien un paño con este líquido y se envuelve la parte afectada. Hay que estar cambiando el paño constantemente para que el agua siempre esté caliente. Esto se debe hacer durante unos diez minutos, dos veces al día.

16. Hipo: Un buen remedio para quitarse el hipo consiste en tomar una cucharadita de azúcar y exprimirle el jugo de medio limón ácido. Se lo toma inmediatamente.

17. Insomnio: Para conciliar el sueño se recomienda tomar te de plantas como el tilo, la manzanilla, hojas de lechuga o el azahar. También se puede tomar una taza de leche caliente con una cucharadita de miel de abeja y canela, antes de irse a dormir.

18. Infecciones en la piel: Se disuelve una cucharada de sal de Inglaterra en una taza de agua tibia. Se lava con esta mezcla la parte afectada durante varias veces al día.

Fuentes: Libro almanaque Escuela para todos, edición número 52, año 2017; y el sitio web mejorconsalud.com.