Por: María Paula Álvarez.  13 marzo

El asma es una de las enfermedades más comunes a nivel mundial. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 235 millones de personas en el mundo sufren de ella. El asma se da cuando las vías respiratorias se inflaman y obstruyen, suele ser una condición crónica.

El doctor José Torres, neumólogo de GSK, conversó con nosotros acerca de este padecimiento y cómo se puede controlar.

1. Es importante saber que cuando el asma se inicia no tiene fin: Puede ser que al llegar a la adolescencia se disminuya la intensidad del padecimiento, a veces la enfermedad se apaga por muchos años con síntomas pequeños, sin embargo, nunca se cura.

2. Tiene factores predisponentes: El Dr. Torres indica que el asma tiene factores desencadenantes. El clima, alto porcentaje de contaminación y algunos alimentos pueden causar crisis. También se puede dar por genética. Por ejemplo, si los padres de un niño son alérgicos o asmáticos, ese niño tiene 65% de probabilidad de tener asma. Si solo uno de los padres tiene el padecimiento, entonces hay un 50% de posibilidad.

3. Es controlable: Se puede lograr que un paciente asmático lleve una vida completamente normal. Tratamientos, control de la enfermedad, que la vida sea completamente normal. Existen medidas preventivas como la terapia controladora de asma con antiinflamatorios. Solamente el 41% de pacientes con tratamiento no controla la enfermedad. Esto sucede por no cumplir el tratamiento como se debe.

La natación es un ejercicio muy recomendado para los pacientes de asma, pues abre las vías respiratorias.
La natación es un ejercicio muy recomendado para los pacientes de asma, pues abre las vías respiratorias.

4. Se pueden modificar las variables: Hay que tomar en cuenta factores como la alimentación del paciente y la presencia de mascotas que puedan empeorar las alergias. La actividad física es complemento del tratamiento. La natación es recomendable, pues permite desarrollar la capacidad pulmonar. Pero en general, toda actividad física es deseable.

El Estudio Pulmonar Salford, realizado en Inglaterra, demostró que los pacientes asmáticos que utilizan el dispositivo Relvar Ellipta, de GSK, alcanzaron un mejor control de la enfermedad (71%) que los pacientes que continuaron con su tratamiento habitual (54%).