Rita Valverde.11 julio, 2016
Detección cáncer de ovario
Detección cáncer de ovario

El cáncer de ovario a nivel global, es el noveno más común entre las mujeres y se diagnostica en aproximadamente 250.000 cada año.

Según las estadísticas, solo el 45% de las mujeres con cáncer de este tipo tiene probabilidad de sobrevivir cinco años; comparado al 89% en las mujeres con cáncer de mama.

Según datos de La Organzación Mundial de la Salud se contabiliza alrededor de 137 nuevos casos diagnosticados por año, en Costa Rica y cerca de 84 fallecimientos por esta misma enfermedad.

Desafortunadamente, la gran mayoría de estos tumores se detectan tarde y la operación suele considerarse la base esencial del tratamiento.

Cuando la cirugía es la única opción para tratar la enfermedad, suelen venir muchas dudas acompañadas.

1. ¿Qué ocurre después de la cirugía?

Adicional a este procedimiento, puede que la paciente necesite quimioterapia, radioterapia o el uso de las terapias biológicas.

Luego de la cirugía, deberá hacerse los chequeos y los exámenes correspondientes durante un tiempo determinado por el médico tratante.

Es importante tener en cuenta que en la mayoría de los casos, la terapia de primera línea, es decir cirugía y quimioterapia, no impiden que la enfermedad reaparezca.

Muchas de las mujeres con cáncer de ovario avanzado, sufren una recaída luego del tratamiento inicial.

2. ¿Podré tener hijos?

Si solo uno de los ovarios y trompa de Falopio se removieron, la paciente todavía conservará capacidad para concebir.

Si la cirugía efectuada fue más extensa (se removieron los dos ovarios, trompas, útero y cérvix) puede discutir con su médico opciones alternativas para concebir (congelamiento de óvulos, por ejemplo).

3. ¿Se me adelantará la menopausia?

Cuando se remueven ambos ovarios es muy probable que la paciente en edad previa a la menopausia experimente los síntomas de esta etapa hormonal.

Dependiendo de su edad, la paciente deberá discutir con su médico si usar tratamiento de reemplazo hormonal.

4. ¿Cómo afectará mi sexualidad?

A veces, la vida sexual de las mujeres mejora después de la cirugía porque desaparecen síntomas dolorosos e incómodos que se presentaban anteriormente.

Cada caso es diferente, pero el pronóstico de este aspecto, junto con la guía de un médico y el apoyo solidario de la pareja, suele ser positivo.

5. ¿Qué pasará con mi menstruación?

La menstruación podrá tener cambios dependiendo de la cirugía de la paciente.

Cuando el procedimiento quirúrgico implicó el retiro de ambos ovarios (llamado ooforectomía bilateral), se producirá menopausia precoz y habrá amenorrea (dejará de venir la menstruación).

En caso de ooforectomía unilateral (extirpación de un solo ovario), es posible que la paciente presente una menopausia temprana o ausencia de menstruación únicamente por unos meses, producto del efecto de la quimioterapia. Luego se reiniciarán sus periodos menstruales.

Síntomas frecuentes que no se deben de ignorar

Las mujeres no deben subestimar ninguna de las siguientes señales aunque parezcan comunes. Especialmente si persisten en el tiempo.

• Inflamación en el abdomen.

• Sentirse hinchada o llena de gases.

• Dolor pélvico o abdominal.

• Sentirse llena muy llena rápidamente.

• Deseos de orinar frecuentemente.

• Fatiga, molestias estomacales.

• Dolor al tener relacione sexuales

• Cambios en la menstruación.

Formas de prevención

Contrario a lo que se piensa, el Papanicolau NO es una forma de prevenir o diagnosticar el cáncer de ovario. Actualmente, solo existen dos maneras de prevenirlo.

La primera es la toma de píldoras anticonceptivas, las cuales pueden reducir el riesgo entre un 30% y 60%.

La segunda es la cirugía preventiva para remover los ovarios y las trompas de falopio, la cual debe de ser prescrita por un especialista.

Fuente: Doctora Vanessa Campos, Gerente Médico de Oncología de Roche Centroamérica y Caribe (CAC).