Cecilia López.8 octubre

No es un secreto que muchos preferimos sacrificar tiempo de la mañana para tener unos minutos más de sueño, que al final termina recargándonos de estrés por estar apurados en llegar a tiempo al trabajo.

Iniciar el día en un estado de caos y estrés solo va a generar más de esto y dificultará la productividad. La clave está en planear y dejar todo listo por la noche, por eso le presentamos 5 recomendaciones que disminuirán el estrés de sus mañanas:

1. Planee el atuendo la noche anterior

Planear el outfit la noche anterior no es algo que nos puede emocionar mucho, pero hay una razón por la que es un truco aconsejable: funciona. Hay días que nos cuesta más encontrar qué ponernos, es por eso que planear nuestro atuendo la noche anterior puede ahorrarnos mucho minutos de nuestra mañana y dejarnos más tiempo para relajarnos.

Dejar lista ropa del día siguiente no quiere decir que solo deba ser para el outfit del trabajo o la reunión pendiente para ese día, sino que también podemos planear el atuendo para el entrenamiento. Si hace ejercicio, verá que despertarse, vestirse e irse a hacer ejercicio facilitará su mañana.

2. Utilice una alarma de verdad y fuera de su alcance

La mayoría utiliza el celular como reloj despertador, pero puede que este traiga más daños que beneficios. Primero que todo, el brillo de la pantalla del celular puede afectar negativamente nuestra capacidad de quedarnos dormidos. Segundo, despertarnos y mirar el celular lleno de mensajes y correos podría hacernos empezar el día con el pie izquierdo.

Por último, a todos nos ha pasado que la alarma del teléfono suena, la apagamos, nos volvemos a dormir y cuando despertamos ya vamos una hora tarde a nuestra cita y ni siquiera recordamos en qué momento la apagamos. Por eso es mejor dejar el reloj despertador o celular fuera de nuestro alcance, para que sea necesario nuestro desplazamiento para apagar la alarma.

3. Deje sus medicamentos al alcance

Deje sus recetas diarias y un vaso de agua en su mesa de noche, para que las tome apenas se despierte, esto hará que se ahorre dos deberes de la mañana: tomarse las medicinas e hidratarse. Además, mantenga sus medicamentos ordenados y distribuidos en un estuche, para ahorrarse más tiempo.

4. Mantenga sus utensilios básicos cerca

Ya sea el maquillaje, los lentes de contacto, la loción, entre otros, manténgalos cerca para que no tenga que estar corriendo de un lado a otro para ir al baño mientras se está preparando.

Además, organice el maquillaje para que no esté buscando lo que necesita. La bolsa de cosméticos no siempre es práctica, intente cambiar a un contenedor apilable de acrílico transparente, para que le permita ver todos sus productos fácilmente.

5. Prepare su comida con tiempo

El desayuno es importante, más para algunas personas que otras, pero siempre es bueno comer bien por la mañana por nuestra salud. Eso no quiere decir que tenemos que preparar una comida gourmet a esas horas del día, pero sí ingerir algo saludable.

Antes de dormir, prepare una mezcla de avenas, frutas, nueces, miel, leche e introdúzcalo en el refrigerador para que por la mañana tenga un desayuno nutritivo. Si es una persona que no funciona sin café, también puede dejar programada la cafetera desde la noche anterior, o bien, si no tiene la función de programarse, puede dejar listo el agua y el café en la cafetera para que al día siguiente solo se despierte, presione un botón y espere unos minutos su fuente de energía.

Asimismo, planifique qué merienda y almuerzo llevará al día siguiente. Esto le ahorrará tiempo para que pueda salir más tranquilamente al trabajo.