Samantha Aguilar.5 agosto, 2016

Es común escuchar a personas que padecer de hipertensión arterial o presión alta. Según la Asociación Costarricense de Cardiología un 34% de los costarricenses viven con esta condición.

La hipertensión arterial está relacionada no sólo a la dieta, sino también a otros factores asociados como la obesidad, estrés, antecedentes familiares, diabetes, fumado, entre otros. Algunos creen que es una enfermedad difícil de controlar y que su tratamiento va desde cambios en la dieta hasta el uso de ciertos medicamentos.

Sin embargo, los hipertensos pueden ingerir todo tipo de alimentos, según explica la doctora Natalie Solera Quesada, Nutricionista en la Clínica Consultas Nutrición." Siempre que se elijan las opciones más bajas en sodio o no se agregue sal, sino que se tienda a condimentar con productos frescos y naturales como ajo, cebolla, pimienta, etc" afirmó.

Es recomendable que la dieta se incluyan fuentes de potasio ya que ayudan a equilibrar el nivel de sodio en la sangre. Alimentos como la carne de res, el pollo, el pescado, los huevos, el yogur y las frutas – entre ellas el melón, las ciruelas y el kiwi- son grandes fuentes de potasio.

Otro alimento que posee potasio es el agua de pipa, que contiene gran cantidad de nutrientes, entre ellos potasio, calcio, sodio y vitamina C . Los cuales brindan un efecto positivo sobre la presión arterial de personas hipertensas, disminuyendo principalmente los niveles de la presión sistólica.

Aunque no sustituye el tratamiento médico, el agua de pipa es una excelente opción natural para complementar el tratamiento de las personas hipertensas lo consuman. Sin embargo, debe ser evitado por aquellas con problemas renales, en los cuales los altos niveles de potasio son contraproducentes.

"A pesar de ser una buena opción hidratante, también contiene sodio en su composición, por lo que no debe consumirse excesivamente", expresó la Dra Natalie Solera. Una taza de esta bebida posee 6,26 gramos de azúcar aproximadamente. Por estas razones, consumirlo en exceso podría ser perjudicial para los riñones y elevar los niveles de glucosa en la sangre. Lo recomendado es no tomar más de una taza al día.

Para deportistas

Esta bebida es hidratante por su alto contenido de electrolitos, lo cual la hace beneficiosa para las personas que realizan deporte ya que ayuda a la reposición de los minerales que se pierden en el sudor.

Contiene gran cantidad de vitamina C , por lo que beneficia al sistema inmunológico previniendo infecciones virales como la gripe.

Es baja en calorías, a diferencia de muchas bebidas comerciales. Constituye, por lo tanto, una excelente opción para aquellas personas que se encuentran en control de peso, además de que no contiene aditivos ni preservantes.