Cecilia López.30 noviembre

Alimentar a los bebés con productos orgánicos y libres de sal y azúcar añadido contribuye a prevenir enfermedades en la infancia y en la vida adulta. Lo anterior se debe a que una dieta saludable ayuda a protegerse de la malnutrición en todas sus formas y contribuye a la prevención de enfermedades no transmisibles, tales como diabetes, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “en los dos primeros años de la vida de un niño, una nutrición óptima impulsa un crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo. Además, reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad y de enfermedades no transmisibles en el futuro. (…) Para los bebés y los niños, una dieta saludable debe contemplar que, a partir de los seis meses de edad, la lactancia materna se debería complementar con diferentes alimentos inocuos y nutritivos. En los alimentos complementarios no se debería añadir sal ni azúcares”.

Por otra parte, los plaguicidas son potencialmente tóxicos para los seres humanos. De hecho, la OMS establece que los residuos de estos químicos en los alimentos pueden tener efectos perjudiciales para la salud y pueden provocar cáncer o acarrear consecuencias para los sistemas reproductivo, inmunitario o nervioso.

Prevenir es salud

Ante este panorama, surge la necesidad de alimentar a los niños con productos orgánicos y sin sal ni azúcar agregado. Sin embargo, esto puede representar un reto para las mamás o los papás cuando salen de paseo con su bebé o, incluso, cuando necesitan que sus hijos se lleven desde temprano la merienda que deben comerse en la tarde.

“Los colados orgánicos Baby Evolution son el complemento perfecto para los bebés de seis meses o más, pues son productos orgánicos, ya que cuentan con el sello USDA (certificado del United States Department of Agriculture), contienen solo puré de pulpa de fruta conservado con gotitas de limón, no tienen sal ni azúcar añadido, son libres de almidón y no contienen agua agregada”, explicó la nutricionista pediátrica Marisol Chavarría, especialista de Baby Evolution.

Ya están en Costa Rica los colados orgánicos Baby Evolution no contienen sal ni azúcar añadido y son libres de almidón.
Ya están en Costa Rica los colados orgánicos Baby Evolution no contienen sal ni azúcar añadido y son libres de almidón.

Estos colados también son una excelente opción para los adultos que necesitan merendar algo rico y saludable.

Por otra parte, los empaques de Baby Evolution tienen la ventaja de que son libres de Bisfenol A (BPA), sustancia tóxica que puede provocar desequilibrios a nivel cerebral y hormonal y, a la cual, los bebés y los niños son más vulnerables.

En Costa Rica, estos colados están a la venta exclusivamente en PriceSmart.