Cecilia López.13 septiembre

Aunque no nos demos cuenta, el estrés podría estar perjudicando nuestra salud, relaciones o trabajo. Por más que se crea que es un tema cotidiano de nuestra sociedad actual, nunca tenemos que acostumbrarnos a convivir todos los días con esta condición.

Quizás padecemos de dolor de cabeza persistente, insomnio e incluso hasta colitis, y al hacernos pruebas de sangre no vemos ninguna alteración que explique nuestro estado. La realidad podría ser, que el culpable detrás de esos padecimientos sea el estrés que llevamos y no logramos canalizar.

Puede presentarse de distintas maneras en el cuerpo humano y en sus pensamientos y emociones, el primer paso es identificar los síntomas para poder manejarlos. Si no se controla, el estrés puede traer consigo mucho problemas de salud, como malestar estomacal, dolor de pecho, tensión muscular, dolores de cabeza, fatiga e insomnio.

Incluso, esta condición podría generar cambios en nuestro comportamiento, haciéndonos comer en exceso o poco, produciendo arranques de ira, abusando del alcohol o drogas, entre otros. Tomar medidas para controlarlo puede traer mucho beneficios en nuestra salud, a continuación le explicamos maneras de canalizar el estrés:

Desarrolle respuestas saludables: No opte por comer en exceso o abusar del alcohol cuando se sienta estresado, busque maneras de responder saludablemente ante el estrés que puede llegar a experimentar durante el día. Busque tiempo para hacer lo que más disfruta, ya sea escuchar música o disfrutar de la familia.

Aprenda a relajarse: Siempre debe haber tiempo para uno mismo, experimente con técnicas de meditación y ejercicios de respiración que le harán relajarse y despejar su mente. Inicie invirtiendo unos minutos cada día a concentrarse en su bienestar, verá que centrase de forma consciente en una actividad se volverá más fuerte con el tiempo.

Los ejercicios de yoga son ideales para la salud de la espalda.
Los ejercicios de yoga son ideales para la salud de la espalda.

Ejercicio: El ejercicio físico canaliza muchísimo el estrés, esto no quiere decir que debamos ir al gimnasio todo los días por dos horas, sino que con solo caminar más de vez en cuando traerá beneficios físicos y emocionales.

Planes sociales: En determinadas ocasiones el estrés nos lleva a encerrarnos en nosotros mismos y nos aleja de los demás. Salir con amigos o cualquier plan social aporta disfrute, autoestima, energía positiva y entretenimiento, por lo que no dejemos que la angustia o tensión que llevamos dentro nos impida salir a divertirnos.

Además, aceptar la ayuda de los amigos de confianza y miembros de la familia puede mejorar drásticamente nuestra capacidad para canalizar el estrés. El humano es un ser sociable por naturaleza, por lo que hablar y aceptar el apoyo de los que nos rodean podría beneficiarnos y hacernos sentir mucho mejor.