Mónica Morales.15 abril

El estrés es una palabra que se escucha y se dice constantemente porque por el ajetreo de la vida casi todas las personas sufren de él. Éste puede definirse como un conjunto de reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, producto de diversas situaciones en el ámbito laboral o personal, por ejemplo, exceso de trabajo, ansiedad, situaciones traumáticas, problemas familiares, etc.

“Cuando al estrés no se le da el tratamiento debido, puede afectar al metabolismo e incluso anular los efectos de una alimentación saludable”, asegura Samantha Clayton, entrenadora certificada y vicepresidenta de rendimiento deportivo y educación física mundial de Herbalife; así se demostró en un estudio de Molecular Psychiatry que analizó las respuestas inflamatorias de mujeres que, alternativamente, comieron una comida basada en carne alta en grasas saturadas un día; seguido de una saludable comida vegetal al día siguiente.

Los resultados de este estudio fueron que los días que las mujeres se alimentaron con comida vegetal y no estaban sujetas a ningún estrés, mostraron una inflamación baja. Sin embargo, cuando ellas estaban estresadas, incluso tomando la comida vegetal, mostraron una respuesta inflamatoria similar a alguien que hubiera consumido una comida menos saludable, basada en carne.

Las mujeres se alimentaron con comida vegetal y no estaban sujetas a ningún estrés, tiene una inflamación baja

Este estudio señala por qué, en nuestro estresado mundo, hacen falta herramientas y técnicas para equilibrar el estrés y la presión del trabajo y la vida.

Según Clayton, el ritmo de vida actual es lo que ha vuelto muy populares técnicas o actividades como mindfulness, la meditación y el yoga que pueden ayudar con la concentración, el estrés y la actitud, especialmente cuando se combinan con ejercicio regular y una alimentación adecuada.

Un estudio publicado en Frontiers in Neuroscience reveló que las personas que practican el mindfulness tienen mayor habilidad para controlar las emociones negativas y con tan solo 20 minutos de meditación diaria puede llegar a mitigar la ansiedad y mejorar la salud mental. Para empezar a practicar mindfulness existen algunas aplicaciones para el celular muy conocidas para los que quieren hacerlo por su parte, pero muchas personas obtienen mejores resultados en grupo.

También el deporte regular de su preferencia puede ayudarle a reducir su nivel de estrés y a evitar los efectos secundarios que este puede generar, los cuales pueden causar graves consecuencias en el cuerpo.