Andrea González Mesén.5 febrero

Sabía que el cáncer cervicouterino, que inicia en el cuello del útero, es el tercero más frecuente entre las mujeres de América Latina y el Caribe, pero uno de los que sí se pueden prevenir.

El cérvix o cuello uterino es la parte más baja del útero, es el lugar en donde crece el bebé durante el embarazo. El cáncer de cuello uterino es causado por un virus llamado virus del papiloma humano (VPH).

Según el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos este virus se contagia por contacto sexual. El cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH. Pero algunas veces, el virus conduce a un cáncer.

Las mujeres que tienen mayor riesgo son las que fuman, las que han tenido muchos hijos, las que han utilizado pastillas anticonceptivas por mucho tiempo o las que tienen una infección por VIH.

Cada año, más de 56.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer cervicouterino en America Latina y el Caribe y más de 28.000 pierden la vida, número que asciende a 72.000 y 34.000 respectivamente si se incluye a Estados Unidos y Canadá. Sin embargo, existen actualmente herramientas de prevención y tratamiento que salvan vidas, informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Es inadmisible que las mujeres mueran hoy por una enfermedad que en gran medida se puede prevenir”, afirmó Silvana Luciani, jefa de la Unidad de Enfermedades NoTransmisibles de la OPS.

Tratamiento preventivo

El cáncer cervicouterino es prevenible a través de la vacunación contra el VPH. Desde hace más de una década, existen vacunas que protegen contra los tipos comunes de virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer. La OPS recomienda aplicar esta vacuna a las niñas de 9 a 14 años.

Además de la vacunación, el tamizaje y el tratamiento de las lesiones precancerosas pueden evitar casos nuevos y muertes, y tienen el potencial de, con el tiempo, eliminar el cáncercervicouterino como problema de salud pública.

En la región, la vacuna contra el VPH está disponible en 35 países y territorios, incluido Costa Rica. Sin embargo, en la mayoría de ellos, la tasa de cobertura con las dos dosis aún no alcanza a la meta del 80% de las niñas. Por otro lado, existen brechas de acceso a los servicios de tamizaje y tratamiento de las lesiones precancerosas, y la cobertura de tamizaje no llega a la meta de 70% de las mujeres de entre 30 y 49 años. Se estima que al menos 32 millones de mujeres necesitan realizarse la prueba de detección del cáncer cervicouterino en la región.

Para sensibilizar a la población sobre la enfermedad, la OPS lanzó en noviembre pasado la campaña “Es hora de poner fin al cáncer cervicouterino”. Bajo el lema “Que nada te detenga”, la iniciativa promueve información sobre la vacuna contra el VPH y alienta a las mujeres a realizarse exámenes periódicos para detectar lesiones precancerosas. La campaña responde al plan acordado en 2018 en la OPS por los ministros de Salud del continente para reducir en un tercio los casos nuevos y las muertes por cáncer cervicouterinopara 2030.

Día Mundial contra el Cáncer 2019

El Día Mundial contra el Cáncer, que tiene lugar cada año el 4 de febrero coordinado por la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC), es una oportunidad para unir a todas las personas en la lucha contra la epidemia global del cáncer.

Este año marca el lanzamiento de la campaña de tres años que lleva el lema “Yo Soy Y Voy A”, un llamado a la acción que empodera y pide un compromiso personal para ayudar a reducir el impacto del cáncer.