Andrea González Mesén.4 octubre, 2016
Autoexamen de mama
Autoexamen de mama

En tan solo ocho años la incidencia de cáncer de mama aumentó cerca de un 20%, al menos así lo anunció la Organización Mundial de la Salud en el mes de la lucha contra este mal.

Se estima que para el 2025 se presentarán cerca de 2,5 millones de nuevos casos y hasta 800.000 muertes. Ante tal panorama, los expertos hacen un llamado para más mujeres se realicen el autoexamen de mama.

En Costa Rica, esta enfermedad se ha convertido en el primer lugar de mortalidad en los últimos 10 años y el segundo en incidencia, de acuerdo con los datos al 2011 de la Dirección de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.

"El cáncer de mama es una realidad en las mujeres costarricenses. El 45% los casos de este tipo de cáncer se detecta en estadio intermedio y avanzado, por lo que es necesario hacer conciencia de que la detección temprana permitirá tener una rápida atención de esta enfermedad", manifestó Alexis Castillo Gutiérrez, presidente del Colegio de Médicos.

Para lograrlo se recomienda conocer las mamas mediante un autoexamen mensual, de esta forma se detectará a tiempo cualquier posible cambio en el busto, y realizar la mamografia anual si pasa de 50 años.

Michelle Wright, ginecooncóloga del Centro Oncoógico del Este, asegura que si bien todas las mujeres deben mantener la guardia ante este padecimiento, aquellas con antecedentes familiares de cáncer de mama, las que hayan pasado por tratamiento de irradiación en el tórax y las pacientes de cáncer en otro órgano deben están en estado más elevado de alerta.

Para Jaime Fernández, médico radiólogo, la disciplina en el autoexamen es clave en el diagnóstico temprano.

"El mejor arma contra el cáncer de mama es el diagnóstico temprano, y necesita la disciplina de la mujer para realizarse los estudios anuales. Las lesiones tempranas no son palpables ni presentan signos en la mama, el diagnóstico lo realiza el médico durante estos exámenes oportunos", afirma el médico.

Precisamente para identificar las posibles lesiones en etapas tempranas, se debe acudir a estudios como el ultrasonido de mamas y la mamografía anual.

"El ultrasonido de mamas se puede realizar a cualquier edad, se recomienda en mujeres desde la adolescencia ante la aparición de cualquier nódulo palpable y como estudio complementario a la mamografía. La mamografía anual se reserva para mujeres mayores de 40 años o mujeres mayores de 35 años que tengan antecedente de cáncer de mama en familiares cercanos¨, explicó Fernández.

¿Cómo son estos exámenes?

El ultrasonido es un estudio del tejido mamario, y la mamografía estudia el tejido mamario mediante rayos x. El primero no es doloroso, y en la mamografía se necesita ejercer presión en el pecho, lo que puede resultar incómodo si el tejido mamario se encuentra inflamado, pero en situaciones normales no es doloroso. Los resultados pueden observarse inmediatamente.