Mónica Morales.4 junio

El cáncer de piel es el de mayor incidencia en Costa Rica, aún sobre otros muy comunes como el de seno o próstata. La incidencia de casos de cáncer de piel ha ido en aumento, según datos del Ministerio de Salud este padecimiento es el más común tanto en hombres como mujeres. Factores ambientales como la radiación solar que cada vez es más fuerte, implican una mayor necesidad de prevención y cuidado de la piel.

Es vital educar sobre medidas preventivas del cáncer de piel, pues es en los años de juventud en los que se acumulan las horas de sol y radiación que provocan desgaste e inciden directamente en la salud de las células epidérmicas, que son irreversibles.

El dermatólogo pediátrico Rodrigo Martín, del Hospital San Rafael Arcángel de Liberia, ofrece cuatro consejos para garantizar la salud de la piel de los pequeños y evitar lesiones en su vida adulta.

1. Los niños antes de los 6 meses no pueden utilizar filtros solares, pues necesitan del sol para convertir la vitamina D. Después de los 6 meses y hasta los 2 años de edad, pueden utilizar solamente filtros minerales, que no tengan compuestos químicos, es decir que estén compuestos por óxido de zinc u óxido de titanio.

2. A partir de los dos años, los niños y niñas pueden utilizar filtros solares químicos, tomando en cuenta que hay que aplicarlo por lo menos media hora antes de exponerse al sol, pues debe ser absorbido por las células.

3. Siendo la niñez una de las etapas en las que más nos exponemos al sol y en la que la piel es más sensible, es importante redoblar las medidas. Hoy existe ropa con telas especiales que también filtran la radiación solar, con distintos niveles indicados en sus etiquetas.

4. Protegerse del sol es muy importante, no solamente por la protección contra el cáncer de piel sino también por el envejecimiento. El 80% del sol que recibiremos en toda nuestra vida lo tendremos antes de los 20 años, podemos decir entonces que a los 30 años el envejecimiento que tenemos es consecuencia de esa primera etapa de vida y así se va acumulando.

¿Cómo cuidar la piel de los niños y niñas?