Mónica Morales.25 abril, 2016

Dayanara Torres es una puertorriqueña, Miss Universo de 1993, actriz y modelo, además ex esposa del cantante Marc Anthony, quien acaba de revelar en sus redes sociales que padece de cáncer de piel.

View this post on Instagram

Soy #Guerrera As mothers we are always taking care of everyone around us... our kids, family, friends & often we forget to take care of ourselves. 💫 Today I have some sad news... I have been diagnosed with skin cancer "melanoma" from a big spot/mole I never paid attention to, even though it was new, it had been growing for years & had an uneven surface. 💫 My fiancé Louis had been begging me to have it checked & finally made an appointment himself... after a biopsy & a second surgery last Tuesday the results unfortunately are positive. Now we are waiting to see which treatment I will be receiving but they have already removed a big area from the back of my knee & also they have removed 2 lymph nodes at the top of my leg where it had already spread. Hoping it has not spread to any more areas or organs. 🙏🏻 💫 I have put everything in God's hands & I know he has all control... My sons although a bit scared know about my faith and know they have a warrior of a mommy! 💫 But if I can help anyone along the way based on my experience, it would be to tell you... PLEASE, never forget to take care of yourself. If you see something or feel something different in your body have it checked... I had no idea skin cancer could spread anywhere else in your body. . . #Guerrera #iHaveFaith #TrustGod "God doesn't give the hardest battles to his tougher soldier, he creates the toughest soldiers through Life's hardest battles". TODAY is #WorldCancerDay #RaisingAwareness

A post shared by Dayanara Torres (@dayanarapr) on

La reconocida figura pública asegura que como madre, a veces nos preocupamos por todos los demás y olvidamos nuestra propia salud. Acá le contamos cómo puede detectar el cáncer de piel y saber si un lunar sospechoso debe ser revisado por un médico.

Un inventario de sus lunares puede salvarle la vida. Aquellas personas más sistemáticas pueden hacer un verdadero conteo, con coordenada geográfica dentro de su piel y características como el tamaño y el color; para quienes son menos detallistas basta con usar la memoria, la intuición y la técnica ABCDE para revisarse estas pequeñas manchas de color.

Notar cambios e irregularidades en los lunares puede ayudar a la detección temprana de melanoma, un tipo de cáncer de piel que aparece cuando las células llamadas melanocitos se convierten en malignas. Estar alerta es fundamental pues el 90% de casos de cáncer de piel detectados a tiempo, pueden ser tratados; mientras que una detección tardía es casi mortal.

Si bien es cierto mas del 90% de los lunares son benignos, existe un pequeño porcentaje de ellos que pueden transformarse y convertirse en tumores malignos muy agresivos que pueden provocar la muerte del paciente. Es por este porcentaje de lunares que debemos estar atentos para evitar esta situación. Los lunares normales son menores de cinco milímetros, son de un solo color y tienen los bordes muy bien definidos; por el contrario, los lunares malignos son asimétricos, tienen bordes irregulares, tienen varios colores, son más grandes que los normales y cambian de forma, tamaño o color.

Método ABCDE
  • Asimetría:  Si traza una línea por la mitad de la lesión, las dos mitades no son similares.
  • Bordes: Los bordes de la lesión son irregulares o disparejos.
  • Color: La lesión contiene una variedad de colores.
  • Diámetro: Tiene un diámetro mayor a 6 mm; aunque se han detectado de menor tamaño.
  • Evolución: La lesión cambia en tamaño, forma o color; o presenta síntomas como sangrado, rasquiña o formación de una costra.
Prevención

Siempre se deben evitar las exposiciones prolongadas al sol, evitar las quemaduras y ampollamientos. Asimismo, es indispensable el uso de un bloqueador solar con FPS (factor de protección solar) mayor a 30. Se cree que la acción del protector solar es inmediata, sin embargo, la indicación correcta es que se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol, y reaplicarlo cada 2 horas.

Es de gran ayudar usar ropa que cubra la mayor parte de la piel y si se está en la playa, piscinas o expuestos al sol usar ropa que contenga protección solar. Estar bajo el agua no protege de la luz ultravioleta. Los protectores solares a prueba de agua son imprescindibles para los deportistas acuáticos y asiduos nadadores.

Nunca es bueno exponerse a los rayos solares entre las 10 a. m. y las 3 p. m. debido a la alta intensidad de los rayos UVB responsables de las quemaduras y el cáncer de piel.

Hay que tener en cuenta que en Costa Rica se recibe más radiación en las montañas que en las costas. A 1.500 metros sobre el nivel del mar hay entre 20% y 40% más de radiación UV que en la playa.

Fuentes: Dra. Ileana Alfaro, dermatóloga, y Dr. Guillermo Cortés, dermatólogo.