Mónica Morales.2 diciembre

Proteger los ojos con una gafa de sol adecuada es fundamental para la salud visual. Los peligros de la radiación ultravioleta son muchos, por lo que debemos de tener cuidado a la hora de escogerlos, seguir las recomendaciones de los especialistas y usarlos siempre que salimos, más en estos meses donde el sol es el principal invitado.

“Recordemos que un color más oscuro no significa una mayor protección solar, a los rayos UV no les afecta que las lentes sean más o menos oscuras, sí los altera otras características. La forma más segura de comprar gafas de sol buenas es que tengan protección 100% ultravioleta y hacerlo en ópticas y establecimientos autorizados”, aseguró Melissa Sierra de Zarah Carter.

La optometrista Sierra nos trae una serie de recomendaciones que debemos de tomar en cuenta siempre que vayamos a adquirir unos lentes oscuros. Estas son las normas que deben cumplir, sin excepción, por eso en las etiquetas, tienda y empaques debe verificar que cuenten con:

  • Transmisión de la luz: entre 3 y 100%
  • Filtrado UV: mínimo 99% (etiquetado UV400)
  • Además, deben de tener una serie de normas comunes como: rendimiento óptico irreprochable, compatibilidad fisiológica, ausencia de inflamabilidad, resistencia mecánica y marcado CE.
  • Deben ir acompañadas de un folleto del fabricante que indique quién es el fabricante, la categoría de filtro solar, su uso recomendado, cómo cuidarlas.
¿Cómo saber si los lentes tienen protección?

Lo primero es visitar ópticas especializadas, solo en estos lugares tienen herramientas adecuadas de comprobación de la protección UV y tipos de filtros, como la maquina analizadora de radiación UV y casi en la mayoría tienen una lámpara que emite una luz azul que en si es radiación UV.

Daños

Es importante proteger nuestros ojos ya que existen 3 tipos de rayos dañinos, UVA, UVB y UVC, los cuales causan problemas desde los parpados como cáncer palpebral (en la piel), en la conjuntiva (parte blanca del ojo) y lesiones como pterigio o pinguecula.

En casos más graves estos rayos afectan la retina nuestra capa más interna del ojo con patologías como la degeneración macular relacionada con la edad, la cual se desarrolla con una pérdida de visión central y visión muy deformada de las imágenes, los pacientes empiezan a ver como manchas negras en su campo de visión central y conservan la visión lateral o periférica.

Fuente: Melissa Sierra, optometrista de Zarah Carter (tel.: 2102-0063 / www.zarahcarter.com).