El Mercurio/GDA/Chile.23 julio

Después de analizar la dieta de casi 190 mil mujeres, investigadores de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de la Universidad de Harvard descubrieron que quienes comían más de 5,5 porciones de frutas o verduras al día tenían 11 % menos de riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto, en comparación con aquellas que consumían 2,5 porciones o menos.

De acuerdo con los científicos, una porción se define como una taza de verduras de hoja crudas, media taza de verduras crudas o cocidas, o media taza de frutas picadas o cocidas.

En sus hallazgos, los vegetales de color amarillo y anaranjados, al igual que las verduras crucíferas como el brócoli o el repollo, tuvieron una asociación significativamente mayor con un menor riesgo.

“Esta investigación proporciona la imagen más completa de la importancia de consumir grandes cantidades de frutas y verduras para la prevención del cáncer de mama”, explicó la doctora Maryam Farvid, líder del estudio.

Los investigadores también observaron que cuando se consumen abundantemente frutas y verduras, los riesgos de padecer tumores más agresivos -como los ER- y los HER2-, son inferiores.