Samantha Aguilar.31 julio, 2016
"Se cree que cerca del 10% de la población tiene este padecimiento", comentó la Podóloga de la Casa del Pie, Ana Catalina Vargas.

A muchas mujeres les gusta utilizar tacones ya sea para lograr un look más formal, para verse más altas o porque simplemente aman usar este tipo de zapatos. Sin embargo, las amantes de los tacones pueden llegar a sufrir una enfermedad llamada fascitis plantar.

La fascitis plantar es una inflamación que se genera en la fascia, un tejido conectivo muy resistente en el pie. Esta se extiende desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, situada en los dedos.

Esta estructura tiene una función esencial en el caminar. Es una de las principales responsables de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía que el pie gasta al caminar.

La única manera de descubrir si se padece de fascitis plantar es por medio de una radiografía. No obstante, uno de los principales síntomas es la sensación de tener piedras en el zapato al levantarse y dar los primeros pasos. Conforme el pie se va moviendo, la sensación va desapareciendo.

"Se cree que cerca del 10% de la población tiene este padecimiento", comentó la Podóloga de la Casa del Pie, Ana Catalina Vargas.

Las mujeres son más propensas a padecerlo, debido al tipo de calzado. "Cuando las mujeres utilizan zapatos altos el tendón de Aquiles empieza a cortarse, entre más alto se use el tacón mayor va a ser la afección que se genera", indicó Vargas.

El tratamiento inicial suele consistir en la combinación de antiinflamatorios y ejercicios terapéuticos como masajes y crioterapia.