Por: Jaqueline Montero.  17 enero, 2017
Diga adiós al mal olor en el flujo vaginal
Diga adiós al mal olor en el flujo vaginal

El flujo vaginal es una secreción que mantiene la vagina en diferentes etapas de la vida. Por desgracia, existen algunos cambios en donde este provoca mal olor y nos hace sentir incómodas.

Muchas mujeres han atravesado esta vergonzosa situación, sin saber realmente el origen de aquello que se percibe del área genital, con tan solo estar sentada.

Causas:

Este problema se puede dar debido al exceso de estrés, realizar cambios en el método anticonceptivo, tener herpes genital, incubación de hongos, encontrarse en periodo de embarazo o del ciclo menstrual y el uso recurrente de tampones que no se cambian regularmente.

📷

Ahora, ¿qué se debe valorar entre un flujo vaginal normal a uno anormal?

Cada vagina tiene un flujo específico de cada persona, hay unos que son más fuertes que otros. Si hay un olor fuerte asociado a otros síntomas como picazón y ardor, puede ser una infección.

Según Christian Damenciso, especialista en ginecología, cuando hay un cambio principalmente en el color, textura y olor que dure más de dos días, es señal de que algo anda mal y se debe consultar de inmediato al médico.

Color y textura:

Usualmente el flujo de color blanco es ocasionado por infecciones de hongo. En cambio, cuando es más amarillento se debe a bacterias; y si es gris o verde, son infecciones de tricomonas por transmisión sexual.

Con respecto a la textura, si observa el flujo con grumos o tipo borona, puede ser señal de infección y mas si está acompañado de picazón. El flujo normal por su parte, debe ser blanco o transparente exacto.

Según Raúl Alfaro, ginécologo y obstetra, debe tomar en cuenta que los malos hábitos también son importantes. Por ello, siga los siguientes cuidados preventivos:

1. Utilice un jabón vaginal que contenga un ph bastante bajo o cremas hidratantes para la zona. El jabón es para la vulva (parte externa), no para la parte interna.

2. Si realiza deporte, lo ideal no es utilizar licra, debido a que guarda más humedad y aumentan las posibilidades de infección. Lo ideal es que sea de algodón, o bien, darse una ducha en la primera hora de terminado el ejercicio.

3. Los protectores, si se usan todos los días, se deben cambiar cada 3 horas pues también guardan humedad.

📷

Por otra parte, la mujer tiene que aprender a percibir si realmente es un mal olor o si es un aroma característico de ella.

"No cualquier olor es infección y si nace la duda, una buena opción es consultar a la pareja antes de ir a un médico", concluyó Raúl Alfaro, ginecólogo y obstetra.

Tratamiento:

El tratamiento se ofrece en óvulos, tabletas, o cremas, eso dependerá de la indicación médica. Tome en cuenta que algunas infecciones vaginales no tendrán solución si no se tratan en pareja.

La principal recomendación es realizarse un chequeo cada seis meses, así mantendrá una medicina preventiva de primer nivel y la seguridad de no estar padeciendo de algún problema que altere su vida sexual.

Fuentes:

Chistian Damenciso, ginecólogo y obstetra / 2220-3310.

Raúl Alfaro, ginecólogo y obstetra / 2521-9630.