Mónica Morales.2 mayo

Hay ciertos ejercicios como el running, el ciclismo o el fútbol que general una irritación directa en la zona del pubis.

Los malestares como dolor e inflamación pueden generar en una enfermedad crónica conocida como pubalgia, la cual genera desequilibrio muscular, tensión y mucho dolor local a la palpación y en ciertos movimientos de los músculos alrededor del pubis.

Los síntomas más comunes son dolor en la zona púbica, el músculo aductor (parte superior interna de la pierna) o la musculatura baja del abdomen. Normalmente el dolor aumenta al correr, al realizar un cambio de dirección o cuando la zona hace contacto con una superficie (como es el caso del asiento en la bicicleta).

La pubalgia es mucho más frecuente en los hombres, pero no por una predisposición anatómica, sino porque los deportes que la producen históricamente han sido más practicados por hombres que por mujeres. No obstante, esto ha ido cambiando y también, las mujeres deportistas también deben estar atenta ante los primeros síntomas.

Tratamiento en fisioterapia

Durante el momento de dolor intenso, lo primero que es ingerir un medicamento antinflamatorio y de control del dolor. Además, aplicar hielo en le zona es de gran ayuda.

Posteriormente, con ayuda de un terapeuta físico, se trabaja en la flexibilidad de la cintura pélvica una vez que el dolor se vaya.

Luego se trabaja en el fortalecimiento muscular de los músculos aductores. Además se trabaja en la reeducación de posturas correctas, así como estiramientos y calentamiento adecuados; y el retorno progresivo al deporte, el cual debe ser cesado en caso de que el dolor regrese.

Fuente: Licda. Stephanie Valverde Elizondo, terapeuta física (tel.: 8566-9274)