GDA .23 abril

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrió que comer cinco o más porciones de arroz blanco a la semana se asocia con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Esto debido a que el arroz blanco es un carbohidrato que se convierte rápidamente en azúcar, un proceso que se conoce como índice glucémico (IG) y se refiere a la medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre.

Los investigadores aseguran que consumir 50 gramos de arroz integral en lugar de blanco reduciría el riesgo en un 16%.

Una porción de una taza de arroz integral contiene 10% de la proteína diaria recomendada, así como un 14% de fibra.

El arroz integral también contiene cantidades muy saludables de selenio, magnesio y fósforo, junto con niacina, vitamina B6 y tiamina, asegura en su blog el Doctor Mercola.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard invitan a tener una mayor ingesta de granos integrales, ya que estos tienen un efecto más moderado de azúcar en la sangre y la insulina, contrario al pan blanco, arroz blanco, y otros granos refinados.

En el análisis realizado, detectaron una variedad de factores que podrían influir en los resultados, como la edad, el índice de masa corporal, el tabaquismo, el consumo de alcohol, los antecedentes familiares y otros hábitos alimenticios.