Dannia Gamboa Solís.23 noviembre, 2016
Evite las manchas oscuras en las axilas con tratamientos naturales
Evite las manchas oscuras en las axilas con tratamientos naturales

Las manchas oscuras en la región axilar son un problema muy común en las mujeres. Sin embargo, muchas veces esas coloraciones negras, nos provocan ciertas incomodidades a la hora de utilizar trajes de baño o blusas sin mangas. Pero, ¿por qué las padecemos?

Este tipo de manchas, pueden ser causa de situaciones cotidianas como la transpiración, el rasurado, exposición al sol o acumulación de células muertas. Otras, podrían generarnos problemas de salud.

La Acantosis Pigmentaria; es una condición médica que se produce con mayor frecuencia en personas con sobrepeso u obesidad. Esta se caracteriza por la coloración oscura de la piel en axilas, ingle, codos, rodillas, nudillos y pliegues en general. Sucede como respuesta a los altos niveles de insulina en la sangre, lo cual provoca que las células de la piel comiencen a reproducirse a un ritmo más rápido que el habitual.

En estos casos, sí es necesario acudir a un especialista para que le asigne el tratamiento médico correspondiente.

En cuanto a la transpiración, es vital buscar desodorantes que no contengan químicos y que a la vez, eviten el sudor. Aunado a esto, si usted utiliza constantemente el rasurado como técnica de depilación, es probable que irrite su piel y provoque este tipo de coloraciones.

Si va a usar blusas sin mangas, lo ideal es colocarse algún bloqueador solar con en la parte de las axilas y así, evitar las manchas. Incluso, aunque no esté expuesta directamente al sol, es recomendable hacer uso de estos productos en la mayoría de los casos.

Por otra parte, la acumulación de células muertas es un aspecto importante a tomar en cuenta. Al igual que la piel de la cara, estas células se acumulan y es necesario realizarse una exfoliación en la zona axilar al menos 1 vez al mes.

Le presentamos 5 tratamientos naturales que le pueden ayudar a evitar esas manchas oscuras que tanto le incomodan:

1. Limón, glicerina vegetal y aceite de almendras:

El jugo de limón es un ácido natural que le va a permitir eliminar el exceso de sudor, grasa y suciedad de la superficie de la piel. Por ello, realice una mezcla homogénea de estos tres ingredientes en partes iguales, aplíquela en la zona afectada, déjela actuar durante 10 minutos antes de bañarse y posteriormente, retire el tratamiento con bastante agua fría.

2. Exfoliante de avena:

Mezcle avena, limón y miel de abeja hasta formar una pasta. Una vez listo, aplique directamente en la zona axilar haciendo masajes circulares para promover la descamación de la piel en dicha zona.

Deje actuar el exfoliante por una hora y retire con abundante agua fría. Es preferible aplicar este remedio al menos dos veces por semana y durante la noche. Ya que si no se retira bien la mezcla, el limón podría aumentar la mancha axilar si entra en contacto con la luz del sol.

3. Yogur natural:

Este producto, sin duda alguna, se convertirá en su mejor aliado. Sus propiedades refrescantes y desinfectantes le brindan a la piel un aspecto más rejuvenecido.

Antes de aplicar, es importante limpiar bien la zona de las axilas con aceite de oliva o de almendras. Luego, mezcle 2 cucharadas de yogur natural, 2 cucharadas de glicerina vegetal líquida y el jugo de un limón. Esto lo puede aplicar todos los días antes de ducharse.

4. Exfoliaciones de azúcar:

El azúcar es uno de los mejores exfoliantes naturales. Ayuda a abrir los poros para una renovación celular y limpiar la piel.

Para incorporarlo en sus tratamientos; coloque en una taza 3 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de bicarbonato y el jugo de un limón. Revuelva, aplique en la región axilar y enjuague con agua fría luego de 10 ó 15 minutos.

5. Pepino:

Debido a su alto contenido en agua, vitamina E y aceites naturales, este alimento es uno de los mejores remedios para el cuidado externo de nuestra piel.

Triture un pepino y aplique la pulpa directamente sobre las axilas. Espere durante 20 minutos, lave con agua tibia y después, selle los poros con agua fría.

Fuente: Dra. Karen Elizondo Cárdenas, especialista en Lifestyle Medicine y Wellness Coach.