Andrea González Mesén.21 diciembre, 2018

Hay muchos chistes acerca de olvidar dónde pones sus llaves, pero a medida que se envejece, los cambios en la función mental no son cosa de risa.

Los cambios en el cerebro que comienzan alrededor de los 50 años pueden afectar la memoria, así como otras funciones cognitivas, como la capacidad para hacer malabares con múltiples tareas, procesar información rápidamente y concentrarse en los detalles. A los 70 años, una de cada seis personas tiene un deterioro cognitivo leve (que puede progresar a la enfermedad de Alzheimer).

Hasta hace aproximadamente dos décadas, se creía que el cerebro solo producía células nuevas a una edad temprana. Pero investigaciones han demostrado que el cerebro tiene la capacidad de cambiar a lo largo de toda su vida, desarrollar nuevas células, establecer nuevas conexiones e incluso aumentar su tamaño. Estos cambios pueden mejorar la función cognitiva, y varias formas de lograrlo es a través de ejercicio, incluido el tai chi.

Según publica la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, el tai chi mejorar la capacidad de realizar múltiples tareas, administrar el tiempo y tomar decisiones, en personas sin ningún deterioro cognitivo.

En aquellos con deterioro cognitivo leve, el tai chi redujo la progresión a la demencia más que otros tipos de ejercicio y mejoró su función cognitiva de manera comparable a otros tipos de ejercicio o entrenamiento cognitivo.

Resultados de investigaciones
Foto AP / Oregon Research Institute, Fuzhong Li.
Foto AP / Oregon Research Institute, Fuzhong Li.

En un estudio, los investigadores hicieron que casi 400 hombres y mujeres chinos con algún deterioro cognitivo realizaran tai chi o un programa de estiramiento y tonificación tres veces por semana. Después de un año, el grupo de tai chi mostró mayores mejoras, y solo el 2% de ese grupo progresó a demencia, mientras que el 11% del grupo de ejercicio tradicional sí lo hizo.

En otro, el tai chi superó el caminar. Luego de 40 semanas de tai chi, caminata, interacción social o ninguna intervención, los investigadores compararon las imágenes de resonancia magnética y descubrieron que el volumen cerebral era el que más aumentaba en el grupo de tai chi. Además, ese grupo también se desempeñó mejor en las pruebas cognitivas.

Más beneficios del tai chi

El tai chi es más como una combinación de múltiples medicamentos que usa diferentes componentes para producir una variedad de efectos.

Este es uno de los ejercicios que permite visualizar el cuerpo como uno todo. Al La alineación y la postura son parte de esta integración estructural, y el tai chi entrena para encontrar alineaciones seguras y sin restricciones, lo que permite realizar movimientos elegantes. Así quien lo practica logrará moverse de forma más eficiente durante todo el día. El resultado es menos tensión y carga en sus articulaciones y un mejor equilibrio.

Clases de Tai chi realizada en el Parque la Paulina ubicado en Sabanilla, en la clase se impartió la varieded de tai chi llamada Chin Kung donde se utilizan movimientos lentos concentrado en el flujo de energías en la foto instructora Ligia Chavarria y su clase. Foto Adrián Arias
Clases de Tai chi realizada en el Parque la Paulina ubicado en Sabanilla, en la clase se impartió la varieded de tai chi llamada Chin Kung donde se utilizan movimientos lentos concentrado en el flujo de energías en la foto instructora Ligia Chavarria y su clase. Foto Adrián Arias

La respiración se ve beneficiada con la correcta postura. Caminar con la espada recta y mover los hombros hacia atrás y hacia abajo, permite abrir el pecho para respirar de forma más profunda y eficiente.