El Mercurio/GDA/Chile.29 enero

La suma de la obesidad, la desnutrición y el cambio climático representa la mayor amenaza global, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet, que propone nuevas formas de combatirla en favor de la salud de la humanidad y del planeta.

Según el documento, a lo largo de las dos últimas décadas se han tratado por separado los tres problemas, pese a que, según una comisión formada por 43 expertos de 14 países, comparten “factores comunes” que conviven en el “tiempo y en el espacio”, lo que debe derivar en “soluciones compartidas”. Por ejemplo, los sistemas alimentarios provocan no solo la obesidad y la desnutrición, sino que también generan entre el 25% y el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre las medidas propuestas por la comisión está reducir el consumo de carne roja mediante el aumento de los impuestos, mejorar el etiquetado de los alimentos e invertir en estrategias para promover la actividad física en la población.