Mónica Morales.14 mayo

El masaje deportivo se realiza en persona que practican algún deporte o hacen actividad física con frecuencia; ya que debido a eso, acumulan mucha carga muscular y están propensos a lesiones.

El masaje consta de tres etapas, las cuales dependen de el periodo competitivo en el que se encuentre el deportista:

Preparatorio: se realiza previo a un evento competitivo o a un entrenamiento ya sea largo o de alta intensidad. Su objetivo principal es la activación de la fibra muscular, precisamente para prepararla para la actividad física que se avecina.

Mantenimiento: Este masaje se realiza con una frecuencia relativa a la cantidad y frecuencia de ejercicio que realice el paciente, y consiste en técnicas de masaje profundo que permite liberar a la fibra de los desechos metabólicos que acumula con el ejercicio y que son los que predisponen al músculo a sufrir lesiones.

Recuperación: Este masaje se realiza posterior a un evento competitivo o a un entrenamiento largo. Debido a que la fibra queda maltratada y el tejido sensible después de un evento de alta intensidad, las técnicas son menos profundas y se busca relajar un poco el musculo para permitirle reponerse y retomar el entrenamiento de manera habitual.

Todas estas técnicas se acompañan de un estiramiento muscular adecuado.

Beneficios

Con la realización del masaje se obtienen múltiples beneficios para el cuerpo como:

  • Mejora en el rendimiento deportivo
  • Sensación de bienestar general
  • Preparación adecuada para la realización de actividad física
  • Mejora la circulación
  • Prevención de lesiones
Consecuencias de la falta de masaje de descarga
  • Arratonamiento durante o después del entrenamiento
  • Predisposición a lesiones como tirones, contracturas musculares, inflamaciones comunes del ejercicio como la fascitis o periostitis, lumbalgias y hasta desgarros musculares
  • Disminución del rendimiento deportivo
  • Fatiga muscular o cansancio, aunque se realicen cortos periodos de ejercicio

Es ideal que este tipo de masaje lo realice un profesional en terapia física ya que es muy importante la valoración adecuada al deportista en cada sesión.

Fuente: Licda. Stephanie Valverde Elizondo, terapeuta física (tel.: 8566-9274)