Catalina López Rojas.26 mayo, 2017
Cuidado facial
Cuidado facial

¿Ha puesto cuidado a cómo está su piel?, si empieza a notar que se pone muy roja, tiene mucha picazón, ciertos productos le provocan una reacción exagerada o nota algo fuera de lo normal, le recomendamos que cuide mejor de ella, ya que podría ser sensible a muchos factores.

Es bueno saber que la piel sensible no es porque sea alérgica, estos son escenarios diferentes, pero para alguien que no conoce del tema puede ser difícil distinguir entre ambas. Le indicamos algunas diferencias, pero siempre es bueno que consulte con un experto.

Por un lado tenemos la alergia, aquí está implicado el sistema inmunitario. La piel o el organismo se ha puesto en contacto con una sustancia, que reconoce como "extraña" llamada "antígeno". El sistema de defensa fabrica "anticuerpos" contra esta sustancia. En el primer contacto no ocurre nada pero en el segundo y los sucesivos, cuando el antígeno se pone en contacto, se va a producir una reacción alérgica de tipo inflamatorio.

A diferencia de la alergia, la piel sensible es causada por factores externos como el clima, radiaciones solares, contaminación, cosméticos inadecuados, toma de ciertos medicamentos o tratamientos estético, pero en ocasiones también internos: fatiga, estrés, mala alimentación o ciertas patologías de la piel.

"La alergia se refiere a una reacción frente a una sustancia concreta; mientras que la piel sensible se puede manifestar de formas diferentes dependiendo de las circunstancias", explicó la dermatóloga Orietta Mata Jiménez.

También las pieles grasas pueden ser sensibles como en el caso de la dermatitis seborreica (dolencia cutánea, inflamatoria y común que hace que se formen escamas) y el acné tratado agresivamente.

"Los cosméticos son los factores desencadenantes más frecuentes, por su contenido de preservantes y perfumes, la persona de piel sensible debe elegir aplicarse productos hipoalergénicos, eso quiere decir con muy bajo contenido de preservantes y sin fragancia", indicó la dermatóloga.

Es muy importante que las personas con este tipo de piel tengan cuidado cuando con todos los productos que usen, inclusive los detergentes para la ropa, jabones de uso personal o para la limpieza facial.

Fuente: Dr. Orietta Mata Jiménez, dermatóloga del Hospital Clínica Bíblica (tel.: 2522-1000).