GDA .18 septiembre

Un estudio que se publicó en la revista Journal of Cell Biology demostró que algunas células cancerosas sobreviven a la quimioterapia -el tratamiento contra el cáncer- al comer sus células tumorales vecinas.

Los autores del trabajo aseguran que este acto de “canibalismo” proporciona a estas células la energía que necesitan para mantenerse con vida e iniciar nuevamente la actividad tumoral después de que el paciente haya finalizado el tratamiento.

Tras exponer células de cáncer de mama a la doxorrubicina y otros medicamentos de quimioterapia, los científicos descubrieron que estas comían a sus vecinas y producían grandes cantidades de moléculas inflamatorias que las ayudaban a sobrevivir.