La mayoría de estos problemas es posible revertirlos con intervención médica inmediata y tratamiento. Los especialistas son enfáticos en que la audición es parte fundamental en lo que respecta al desarrollo del lenguaje y habla de los seres humanos, es por esto que piden a los padres de familia estar atentos a cualquier señal.

“Los niños aprenden a comunicarse por medio del habla y el lenguaje en sus primeros 6 meses, por esta razón es crucial para ellos tener una buena audición. Las investigaciones demuestran que los bebés con problemas auditivos que tuvieron intervención temprana (antes de los 6 meses de vida) tienen mejores habilidades comunicativas que aquellos que no la tuvieron”, explicó la psicopedagoga Delia Solís.

Los exámenes de audición también permiten la detección temprana de otros problemas que pueden disminuir o impedir el paso de las ondas sonoras, como por ejemplo infecciones tanto externas como de oído medio, acumulación de cerumen o cuerpos extraños en el conducto auditivo externo.

¿Cómo detectar problemas de audición en niños?

  • Suben el volumen a los dispositivos electrónicos en casa
  • Parece que no pone atención a las indicaciones
  • Habla más fuerte de lo normal
  • Pide que le repiten las cosas

Si su hijo presenta la mayoría de estos problemas, se recomienda visitar un especialista para realizarle los exámenes pertinentes y así poder determinar o descartar algún problema de audición.

Es necesario que se realice anualmente una valoración auditiva en los niños. Para los menores de 3 años se debe realizar una valoración llamada emisiones otoacústicas. Se trata de una prueba objetiva, indolora y precisa que ayuda a identificar problemas auditivos, explicó la audióloga de Clínicas de Audición, Dayana Leitón.

Otra de las pruebas que se realiza es la audiometría. En este caso si se hace necesaria la colaboración de los niños en las respuestas, por eso se realiza luego de los 3 años de edad. Es una prueba indolora y lúdica de manera que se guía al niño a responder hacia los estímulos auditivos presentados, agregó la audióloga.

Existen también problemas auditivos congénitos algunos pueden ser visibles desde el nacimiento como algún tipo de malformación o existen otros que son producto de trastornos genéticos o infecciones que la madre le transmite al bebé en el útero, o infecciones que adquiere el bebé después de nacido.

La temprana detección puede ayudar a que un problema no empeore, por ejemplo para evitar que los problemas auditivos principalmente de oído interno -los cuales son irreversibles- se vuelvan progresivos.

¿Cuáles son los tratamientos?

Existen clínicas especializadas en audición, las cuales tienen implantes cocleares, auxiliares auditivos, prótesis y audífonos.

“Después de realizar las evaluaciones audiológicas y su diagnóstico con un equipo interdisciplinario, se deben tener consideraciones sobre la edad del niño y las expectativas ante las soluciones auditivas. La tecnología avanza en la fabricación y el desarrollo de este tipo de implementos que mejoran la calidad de vida de los pacientes con pérdida auditiva, especialmente los niños, para mejorar en todo sentido su desarrollo emocional, físico y mental”, finalizó Leitón.

Fuente: Clínica de la Audición

Etiquetado como:
  • Salud auditiva
  • Problemas auditivos en niños
  • detección auditiva