Mónica Morales.22 junio

Si bien se conoce ampliamente que una dieta balanceada es trascendental para el bienestar físico, pocas veces se habla de la relevancia del sistema dental que permite la entrada de estos alimentos. El buen estado bucodental es clave para mantener la salud en las personas e incluso para contar con un sistema inmunológico capaz de enfrentar la entrada de virus y bacterias, una condición especialmente valorada durante la actual pandemia por COVID-19.

Basta con señalar que, si una persona tiene una infección en su boca, o un problema en encías, el sistema inmune puede verse afectado al producir mayor cantidad de glóbulos blancos, lo cual deprime al sistema en su capacidad de contrarrestar enfermedades. 

Como explica el Dr. Carlos Ortiz, Lic. en Odontología especialista en Endodoncia y quien trabaja en Clínica Vitality: “en caso de existir signos clínicos y radiográficos de que hay una infección persistente sobre una misma pieza dental, es necesario proceder con un tratamiento de nervio o endodoncia , que es un procedimiento en el cual se eliminan las causas bacterianas que generan la infección en la pieza dental; si esto no se hace, el sistema inmunológico va a encontrarse batallando contra la infección dental y está demostrado que ante infecciones persistentes el cuerpo por sí mismo no las puede detener. Entonces el sistema inmunológico no va a poder desempeñarse bien ante la aparición de nuevas enfermedades. Por ejemplo, en el caso particular del COVID-19, el sistema inmune necesita estar con todas las fuerzas disponibles para que, ante una eventual aparición del virus, pueda combatirlo, y si tuviéramos una infección dental la capacidad del sistema inmune de hacer frente a la enfermedad estaría mermada”.

De acuerdo con la odontóloga de Clínica Vitality Andrea Rojas, Odontóloga General con estudios en Estética y Rehabilitación, un análisis hecho en la Escuela de Odontología de la Universidad de Birmingham demostró que, si una persona pasaba 15 días sin lavarse los dientes correctamente, podía también ver dañado su sistema inmunológico, porque los glóbulos blancos se debilitaban y eran menos eficaces para combatir enfermedades.

Sin embargo, como explica Rojas, aún más probable que los daños al sistema inmunológico, es la aparición de enfermedades sistémicas cuando no se cuenta con una buena salud bucodental. Esto sucede porque las bacterias pueden entran al torrente sanguíneo y afectar con problemas tales como diabetes, neuropatías e incluso neumonías, por lo cual, una persona con una enfermedad periodontal está más expuesta a afecciones respiratorias bacterianas que alguien con una boca sana.

Atención con los adultos mayores

Uno de los grupos poblaciones que están en mayor riesgo frente al COVID-19 son los adultos mayores y por esta razón su salud dental es relevante para mantener su sistema inmunológico estable. Como explica el Dr. Carlos Ortiz, es recomendable que asistan con frecuencia a chequeos dentales debido a que ante el aumento de la edad se va dando una pérdida de la densidad ósea  y las piezas dentales van perdiendo su anclaje natural y cabe la posibilidad de que lleguen a perderse dientes; por esta razón, la prevención es clave, mantener una higiene adecuada, que se visite regularmente al odontólogo y que se coloquen las piezas faltantes si fuera necesario, así se logra que el adulto no solo tenga mayor salud dental, sino una mayor calidad de vida, una mejor digestión y una mayor salud en general.

Señales de atención

Entre las señales más frecuentes de una salud bucodental que se está deteriorando se encuentra en primer lugar el sangrado de encías, que es fácilmente detectable al pasarse el hilo dental; también están los problemas de mordida, daños a las piezas dentales cuando pierden el esmalte y se astillan o se quiebran, sarro en los dientes de abajo, problemas de sensibilidad, aparición de dolor en algún diente en particular o las llamadas vejigas en la boca, o aftas, así como encías inflamadas.

El acudir frecuentemente al odontólogo no solo resulta más saludable sino también más económico, pues es mejor la corrección de aspectos sencillos que asumir tratamientos grandes por falta de seguimiento y prevención.

Otras buenas prácticas incluyen, un correcto cepillado y una buena técnica en el uso del hilo dental, por lo menos una vez al día. La odontóloga Andrea Rojas también recomienda dejar tapado el cepillo de dientes y no expuesto a contaminación y bacterias que pueden flotar en el baño, razón por la que también se recomienda bajar la tapa del sanitario antes de tirar de la cadena. 

Como una medida adicional, en caso de que una persona haya tenido un cuadro de COVID-19, el cepillo de dientes de esta persona debe aislarse del resto de los cepillos de los miembros del hogar. Además, si alguien ha estado con un cuadro viral de cualquier tipo, se recomienda eliminar el cepillo de dientes una vez superada la enfermedad puesto que los virus pueden acumularse también en el cepillo de dientes.

Fuentes: Andrea Rojas, odontóloga y Dr. Carlos Ortiz, odontólogo (tel.: 2225-0767)