.7 septiembre

Aunque los especialistas coinciden en que las hormonas femeninas protegen el corazón de las mujeres, también estiman que esta población no puede descuidar los factores protectores y, mucho menos, en la etapa posterior a la menopausia.

Y, es que de acuerdo con la última encuesta de factores de riesgo cardiovascular, elaborada por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), las mujeres están presentando porcentajes de factores de riesgo preocupantes para su salud cardiovascular.

Según esa consulta, la población femenina es más inactiva que la masculina: mientras un 51.5 % de las mujeres reveló no realizar actividad física, en el caso de los hombres ese porcentaje fue de 37.9 %.

Con la obesidad se evidenció un fenómeno similar: el grupo femenino mostró un 35.3 % de obesidad, mientras que en el masculino, la presencia de obesidad fue del 23 %.

Tradicionalmente, se ha dicho que el tabaquismo afecta más a los hombres que a las mujeres, sin embargo, esta encuesta reveló que ambos sexos ya se están parejos: en fumado diario el 65.4% para las mujeres y el 66.1% para los hombres.

La Organización Mundial de Salud (OMS) propone como medidas protectoras de las enfermedades crónicas, entre ellas las cardiovasculares, el consumo de al menos cinco frutas al día, sin embargo, en esta consulta, se determinó que las mujeres están comiendo mal, pues el 67.9 % de ellas comen menos de cinco frutas el día.

Uno de los factores de riesgo que más influye en la aparición de enfermedades cardiovasculares es la hipertensión y esa consulta reveló que el 34.2 % de la población femenina estudiada se le diagnosticó niveles de presión arterial que superan los niveles normales, por encima de la población masculina que fue de 28.2 %.

En el caso de la diabetes mellitus, se detectó el mismo fenómeno. Ellas obtuvieron un porcentaje de 11.6 %, contra un 8.4 % en la población masculina.

El doctor Roy Wong Mc Clure, epidemiólogo de la CCSS y coordinador del Sistema de Vigilancia de Enfermedades Crónicas, señaló la urgencia de que la población femenina comprenda la importancia de tener buenos hábitos de vida en todo el curso de vida y que lo acentúen después de la menopausia con el afán de protegerse de los padecimientos cardiovasculares.

La doctora Gabriela Castillo, cardióloga del hospital Max Peralta Cartago y presidenta de la Asociación Costarricense de Cardiología, también efectuó una serie de recomendaciones que ayuda a hombres y a mujeres a protegerse y a prevenir estos padecimientos.

La protección es fácil y de bajo costo

De acuerdo con los especialistas proteger el corazón es muy barato, sencillo y solo se requiere una buena dosis de decisión tanto individual como colectiva. Si todos nos proponemos esa meta, aseguran, es posible que reduzcamos los padecimientos que afectan a este órgano vital y lo ayudemos vivir más y mejor.

Lamentablemente, los golpes que le propinamos a nuestro corazón hacen que las enfermedades cardiovasculares sean la primera causa de muerte en Costa Rica. Se estima que anualmente, en el territorio nacional ocurran 5900 muertes por esa causa, es decir el 26 % de las defunciones ocurridas en el territorio nacional.

El corazón es el motor que nos permite estar vivos, por eso lo debemos cuidar para ganar salud.
El corazón es el motor que nos permite estar vivos, por eso lo debemos cuidar para ganar salud.

De las muertes por enfermedades cardiovasculares, el 60 % son debidas a cardiopatía isquémica del corazón o problemas de irrigación sanguínea. Aunque en Costa Rica han disminuido los años de vida saludable perdidos por muertes prematuras provocadas por tales padecimientos, se están incrementando los años vividos con discapacidad.

Los factores de riesgo más importantes para la aparición de las enfermedades cardiovasculares son: la hipertensión arterial, los riesgos dietéticos, el sobrepeso y la obesidad, el colesterol elevado, el estrés y el tabaquismo.

10 mandamientos contra las enfermedades cardiovasculares

Por eso, la mejor manera de ponerlo freno a estas enfermedades es con la adopción de un estilo de vida mediante la práctica de 10 mandamientos:

Moverse. La actividad física constante es una de las prácticas que más aconsejan los especialistas, pues se sabe que el movimiento le hace bueno al corazón. En ese sentido se aconseja efectuar actividades hogareñas cotidianas, caminar al menos 30 minutos al día, andar en bicicleta, trotar, correr, nadar, bailar…

Controlar su peso. Para la doctora Gabriela Castillo, la obesidad y el sobrepreso es uno de los aspectos que más daña al corazón, por eso llamó la atención para que la población aprenda a mantener un peso de acuerdo con su talla, de manera que el índice de masa corporal no sobrepase los 25.

La buena alimentación. La alimentación es uno de los elementos a los más se le debemos poner atención. Dicen que somos lo que comemos y que la buena alimentación es la mejor medicina; los especialistas aconsejan una dieta variada y natural donde estén presentes los vegetales y las frutas.

Alto a las grasas. Hoy existe abundante evidencia científica sobre el efecto nefasto que tienen las dieta altas en estos productos, por eso lo mejor es que usted vigile y sea muy cuidadoso a la hora de elegir lo que se come: evite la frituras, prefiera las carnes sin grasa, el pollo sin piel y prefiera los alimentos cocinados al vapor o asados.

Controle su nivel de azúcar. Es necesario que usted mantenga bajo control el nivel de azúcar en sangre y la mejor forma de hacerlo es restringiendo todos aquellos productos ricos en azúcar y aprendiendo a comer, haciendo actividad física constante y, en el caso de que ya tenga el diagnóstico de diabetes, debe ser muy disciplinada con el tratamiento que se le brinda.

Elimine la sal de su mesa. El sodio y la sal está relacionados directamente con la presencia de hipertensión arterial, por eso los especialistas están aconsejando hoy el reducir el consumo de estos productos y están aconsejando el uso de hierbas como el orégano, la albahaca, el perejil, el culantro, el apio, el tomillo, el romero, entre otras, que le dan muy buen sabor a los platillos y que no ponen en riesgo su salud.

El alcohol. Es considerado un factor de riesgo para la salud de hombres y mujeres, lo mejor que se puede hacer es retirarlo de nuestra mesa y de nuestras reuniones sociales.

Adiós al tabaco. Existe suficiente evidencia científica de que el tabaquismo es uno de los factores de riesgo más importantes en la aparición de enfermedades cardiovasculares, por eso los especialistas aconsejan decirle adiós a esta práctica que lo único que produce son problemas.

Controle el estrés. Todos enfrentamos situaciones que nos alteran, trate de manejarlas con serenidad y practique técnicas de relajación.

Duerma bien. Ocho horas diarias son necesarias para descansar y reponer energías.

Sin duda, el corazón es el motor que nos permite estar vivos, por eso lo debemos cuidar para ganar salud y mucha vida ganar vida.