Mónica Morales.Hace 5 días

¿Qué hacé por su cara o por su cabello?, ¿cuánto invierte en ellos? Seguramente su respuesta es mucho; mucho tiempo, mucho dinero, muchos productos. Qué pasa si le preguntáramos: ¿y qué hace por su zona V?

La higiene de la zona V es sumamente importante, ya que a diferencia del hombre, en la mujer esta zona compete a tres sistemas muy cercanos: el urinario (por la uretra), el reproductor o sexual (por el clítoris, labios mayores, menores y por el introito vaginal) y el gastrointestinal (por el ano).

Nuestro día a día, el clima y hasta nuestro momento hormonal, hacen que nuestra zona V cambie. Por ello, tenemos que garantizarnos una adecuada higiene que nos permita no solo sentirnos cómodas sino estar saludables. Sin embargo, el ajetreo diario en muchas ocasiones también nos hace olvidar las rutinas adecuadas de higiene o bien llevar con nosotras los productos necesarios para cuidar nuestra zona íntima.

Pero, es necesario que en nuestra agenda diaria busquemos espacios y productos que nos ayuden a cuidar y mantener nuestra zona V limpia y fresca, ya que los buenos hábitos de higiene contribuirán en gran manera, a que todo el ecosistema vaginal se mantenga balanceado.

Un descuido de esta zona puede traer graves consecuencias. La flora bacteriana y otros elementos que componen el ecosistema vaginal pueden sufrir alteraciones y provocar infecciones.

“El aseo de esta zona debe ser diario, haciendo diferencia de cada zona para no pasar gérmenes o bacterias de un lugar a otro. A la hora de ir al baño se nos debe enseñar desde niñas como es la mejor forma de limpiarse; posterior a las relaciones sexuales o en caso de infecciones hay que practicar un adecuado lavado de estas partes con jabones especiales para la zona, para así mejorar la salud vaginal manifestó la Dra. María del Pilar Navas Aparicio, ginecóloga de Saba.

Navas continuó indicando que una de las funciones más importantes de esta zona vulvar es ayudar a la producción permanente de lubricación, por medio de pequeñas glándulas sebáceas, sudoríparas y odoríferas para el acto sexual, por ello necesita una higiene más frecuente y específica para mantener un adecuado equilibrio del pH o acidez vaginal, para evitar que se quede con secreciones inapropiadas por muchas horas, y para evitar infecciones.

Además, del adecuado proceso de higiene, otros consejos importantes para mantener saludable la zona V son:

  • Utilizar ropa interior de algodón.
  • Limpiar y lavar la zona vaginal de adelante hacia atrás.
  • Evitar la ropa muy tallada.
  • Visitar al ginecólogo ante la aparición de cualquier flujo que pueda considerarse irregular.
  • Realizar el cambio de toalla sanitaria y protector diario con regularidad.