Irene Rossi.9 agosto

La filosofía de Heráclito siempre me ha atraído, mientras todos en su misma época pensaban que las respuestas se encontraban en la mitología y sus dioses, él consideró que el hombre por sí mismo podía explicar todo cuanto acontece a su alrededor.

Y la obra de Hokusai me recuerda el pensamiento de este filósofo que consideraba que todo está en movimiento, todo cambia de una forma constante, lo que es en este momento nunca más lo volverá a ser y lo que fue en su momento, nunca más lo será.

Si todo se encuentra sumergido en un cambio permanente, se ha de reconocer que todo está sometido al devenir, la realidad es cambio. Esto le lleva a distinguir entre lo que podemos conocer de las cosas frente a lo que las cosas son verdaderamente.

La gran ola de Kanagawa, también conocida simplemente como La ola o La gran ola, es una famosa estampa japonesa del pintor Katsushika Hokusai, publicada entre 1830 y 1833.
La gran ola de Kanagawa, también conocida simplemente como La ola o La gran ola, es una famosa estampa japonesa del pintor Katsushika Hokusai, publicada entre 1830 y 1833.

Todo este fluir está regido por una ley que él denomina Λόγος (Logos): Es la unidad que permanece viva mientras se produce la lucha entre los contrarios. Es la ley que establece dicho cambio como principio de orden en el Universo. Este Logos no sólo rige el devenir del mundo, sino que le habla al ser humano, aunque la mayoría de las personas «no saben escuchar ni hablar».

El orden real coincide con el orden de la razón «una armonía invisible, mejor que la visible». “En los mismos ríos entramos y no entramos, [pues] somos y no somos [los mismos].”

Ficha técnica
  • Autor: Katsushika Hokusai, entre 1830-1833
  • Técnica: Impresión xilográfica
  • Estilo: Ukiyo-e
  • Tamaño: 25 cm × 37 cm
  • Localización: Museo Metropolitano de Arte, Nueva York,  Estados Unidos