Daniel Kaizen Valerio.6 mayo

Muchas parejas deciden dar un paso más hacia delante y comenzar un negocio juntos. Entienden la necesidad de ayudarse mutuamente con los niños, mantener la casa y el negocio. Sin embargo iniciar un negocio en pareja puede ser o una de las mejores ideas de su vida o una de las peores.

Para cualquiera que esté considerando trabajar con su cónyuge, aquí hay 3 retos esenciales para parejas emprendedoras que pueden ayudar a facilitar su proyecto:

1. Aclarar las expectativas para el negocio y para el hogar

Desde el inicio se deben dejar claras las reglas del juego para hacer más fácil el trabajo juntos. Cuando se une a su cónyuge, lo más probable es que ambos hayan tenido éxito a lo largo de sus carreras y hayan desarrollado su propio estilo de trabajo.

La dinámica puede cambiar repentinamente. Para evitar conflictos hay que tener en mente que todos tenemos dones y talentos diferentes; por ejemplo, tal vez uno de los dos tenga la inteligencia lógico-matemática más desarrollada y el otro, la inteligencia artística. ¡La clave está en aprovechar lo mejor de cada uno!

Un consejo para mejorar el diálogo es tener un tiempo diario en el que estén completamente solos: pueden, por ejemplo, preparar juntos el almuerzo y compartir esa comida mientras conversan.

Si desde el inicio dialogan con claridad, su pareja (y su socio) y usted irán un paso delante de mucha gente.

2. Programe tiempo para el amor

La mayoría de las parejas emprendedoras se quejan de que tienen menos tiempo juntas que antes. Suele suceder que trabajan junto a su cónyuge todo el día y apenas hablan de cosas a nivel personal.

Es imperativo programar un tiempo para atender su relación y que el negocio no la termine absorbiendo.

En esta sociedad altamente acelerada, desconectarse del trabajo es un gran reto, pero un reto muy necesario de lograr. Intenten mantener un pasatiempo que ambos disfruten como ir al cine, salir a correr o jugar naipes. Esta es una manera de cultivar el amor entre ustedes, desestresarse del día a día y volver al negocio con más energía.

3. Mantenga su espacio personal

Antes de iniciar el negocio juntos, se despedían a las 7 a.m y llegaban a casa a las 6 p.m, hablaban un poco sobre su día durante la cena, estaban un rato con los niños y se iban a dormir.

Ahora pasan juntos la mayor parte del día juntos. ¿Dónde queda su tiempo personal? Ya quedó claro que es importante tener momentos de distracción juntos, pero no es menos importante realizar actividades o pasatiempos a solas.

Es saludable distanciarse un poco de la pareja para pensar en sus cosas y en algunos casos para simplemente no hacer nada. Así como hay momentos en que solo queremos sentarnos a ver el atardecer o escuchar las olas del mar, habrá momentos en que solo queremos escuchar nuestros propios pensamientos. Esos espacios deben respetarse.

¿Le gustó este artículo? Suscríbase a mi canal de YouTube donde todas las semanas subo contenido para emprendedoras y emprendedores como usted.