Daniel Kaizen Valerio.9 julio

Los niños necesitan ser niños y disfrutar de su tiempo pero, al mismo tiempo, a medida que crecen, también necesitan aprender a ganar dinero y funcionar en nuestra sociedad como adultos responsables.

A menudo, consiguen un trabajo en algún restaurante o call center, donde aprenden a escuchar a un jefe y a trabajar con otros, pero también pueden tener que renunciar a algunas actividades extracurriculares, estudiar y pasar tiempo con la familia. 

No son cosas terribles, pero son suficiente desafío para que, en algunas familias decidan ayudar a sus hijos a comenzar sus propios negocios.

¿Por qué? Comparemos las lecciones que su hijo estaría aprendiendo trabajando en un restaurante o call center por ejemplo frente a tener su propio negocio. 

Tomaremos como ejemplos la industria de los restaurantes y los call centers.

1. Responsabilidad

Restaurante o call center: Sí, enseña responsabilidad. Debe presentarse para trabajar y hacer un buen trabajo o puede verse en problemas desde el principio de su relación laboral. 

En la industria de call center se emplean métricas muy estrictas para medir el desempeño de los agentes. Esto permite a los agentes saber qué pueden mejorar en cada una de sus llamadas. 

La retroalimentación es algo muy importante, los jefes se reúnen con su equipo una vez por semana y también de forma individual para dialogar y explorar oportunidades de mejora. 

Emprendedor: también aprenderá enseña responsabilidad. Necesitará trabajar duro o no tendrá ganancia alguna. El sistema de métricas del call center puede ser implementado para prácticamente cualquier negocio existente. 

El emprendedor que haya trabajado alguna vez en un call center podrá implementar este mismo sistema de métricas para medir el desempeño de sus empleados en cualquier negocio que decida iniciar. 

El emprendedor también aprenderá a implementar un sistema de retroalimentación continua tanto grupal como individual para asegurarse que cada uno de sus colaboradores comparta la misma visión que él comparte sobre su negocio. 

Está claro que la mayor responsabilidad se aprender al emprender pues, no sólo depende la estabilidad económica del emprendedor/a, si no también la estabilidad económica de sus colaboradores. 

2. El valor del dinero

Restaurante: Aprende que el tiempo es dinero.

Emprendedor: Aprende que la creatividad, la responsabilidad y el trabajo duro son dinero. Aprende también que los colaboradores o empleados deben estar siempre felices para que puedan dar lo mejor de sí mismos y, a su vez, mantengan felices a los clientes. 

El dinero que viene de los clientes solo llegará al negocio si sus colaboradores tratan bien a esos clientes y si les dan razones para que éstos vuelvan. 

3. Como promocionarse

Call center: Le enseña a completar una solicitud y un proceso de reclutamiento con varios filtros e inclusive varias entrevistas, debe aprender a promocionarse. Hace este proceso solamente una vez.

Emprendedor: tiene que promocionarse a sí mismo y a su negocio de manera continua si desea ganar dinero. El emprendedor rápidamente aprende que la auto promoción es algo continuo y que debe esforzarse por mejorar y desarrollar su marca personal. 

4. Servicio al cliente

Restaurante: Servicio al cliente con una sonrisa o su jefe puede reprenderlo.

Emprendedor: Servicio con una sonrisa o los clientes no volverán a su negocio y sus ingresos disminuirán. 

He visto personas que han decidido iniciar negocios pero no tienen el famoso “don de gentes”. Es posible que no sea Miss Universo pero ciertamente una personalidad alegre y extrovertida ayuda mucho en los negocios. 

5. Habilidades bancarias y financieras

Restaurante: Aprende cómo cobrar un cheque de pago y cómo depositarlo en el banco.

Emprendedor: Aprende a presupuestar los costos de publicidad, impuestos, gastos y los compara con sus ganancias. 

Aprende a depositar sus ingresos en el banco y a emitir cheques o abrir una tarjeta de crédito corporativa para cubrir los gastos. Aprende cómo funcionan los negocios.

Todo emprendedor debe aprender a administrar sus finanzas personales de forma muy cuidadosa pues su futuro depende de ello. Muchas personas que viven de su salario cometen el error de gastarlo en su totalidad.