Daniel Kaizen Valerio.Hace 4 días

Cuando la primera generación de mujeres ingresó a la fuerza laboral en la década de los 70s, tuvieron éxito de la única manera que podían en ese momento: imitando a los hombres.

El liderazgo autoritario y el control estricto fueron el sello distintivo de los hombres de negocios de ese tiempo, pero todo eso ha ido cambiando y ahora las mujeres no tienen que imitar a ningún hombre para ser exitosas.

La mujer de negocios del siglo XXI necesita poder construir una visión basada en la conciencia de la transformación económica, y luego ayudar a sus socios y colaboradores a cumplir esa visión.

El mundo está cambiando a pasos agigantados y ya las mujeres no se sienten inferiores a los hombres en ningún sentido, hay cientos de historias de mujeres exitosas, empresarias e inversionistas millonarias.

Para ver un par de ejemplos podemos nombrar a Mary Kay Ash la fundadora de los cosméticos Mary Kay o Barbara Corcoran, la estrella del programa Sharktank, quien también es empresaria, inversionista, consultora, autora y columnista.

Los siguientes son 7 secretos que mujeres emprendedoras han usado:

1. Vender la visión

Una líder con un plan nuevo e independiente para el crecimiento y el futuro de su empresa tiene una clara ventaja para atraer y mantener a grandes talentos e inversionistas. La visión es un concepto que es fácil de entender y hace que la empresa crezca a otro nivel.

Las mujeres exitosas han logrado transmitir esa visión y esa pasión a sus colaboradores e inversionistas para liderar sus proyectos hacia el éxito rotundo.

2. Reinventar las reglas

Una empresaria exitosa del siglo XXI no solo anticipa los cambios, tecnológicos, sociales, culturales y económicos que se avecinan sino que crea organizaciones completamente nuevas que responden a los cambios y buscan la innovación.

No son reactivas si no proactivas, no esperan a que la situación las obligue a poner manos en el asunto si no que se van preparando desde antes de que las cosas ocurran.

3. Enfoque de rayo láser

¡Ellas han ido donde otro temen ir! La agresividad y ambición se han considerado durante mucho tiempo rasgos masculinos, pero son cualidades clave para los nuevos líderes y muchas mujeres exitosas han desarrollado también estos rasgos entre otros.

La mujer de negocios de la era tecnológica en la que vivimos tiene la capacidad de encontrar oportunidades que otros simplemente no pueden ver, y luego sobresalir en ese territorio desconocido.

4. Emocional

Mientras el empresario usa mucho la tecnología, la mujer empresaria siempre tendrá ese toque emocional, personal y delicado que es característico de la personalidad femenina.

La mujer es mucho más emocional que el hombre y esto en los negocios puede ser una gran ventaja. La mujer de negocios del siglo XXI es tan inteligente tecnológicamente como los hombres, pero su habilidad con el personal y los clientes es mucho más desarrollada, lo que le da una ventaja crítica sobre el hombre.

5. ¿Desafío u oportunidad?:

Las mujeres son excelentes para convertir un desafío en una oportunidad en lugar de huirle a dicho desafío. Las mujeres poco a poco se han ido empoderando cada vez más en nuestra sociedad, esto les permite abandonar la inseguridad que tal vez en un pasado pudieron sentir al encontrarse con un desafío.

Además, ganan la cooperación de otros en la organización para que cualquier transformación sea un éxito.

6. Conocen a fondo a su cliente

En esta era de la información las empresas deben trabajar más duro para lograr satisfacer a sus clientes antes de que lo hagan sus competidores.

Las líderes femeninas conocen a fondo a sus clientes y conocen sus demandas. Son expertas casi intuitivamente en hacer eso y lo logran sin que el cliente sospeche.

7. Coraje

Analice a cualquier emprendedora del siglo XXI y se dará cuenta que pueden manejar cualquier situación difícil, no se derriten con nada.

Sus habilidades para tomar decisiones se basan en un alto nivel de confianza, porque han tenido que resistir y superar todas y cada una de las tormentas "corporativas" que han encontrado con el tiempo.

Se necesita una cierta mentalidad y valentía para que cualquiera pueda iniciar su propio negocio y tener éxito. Y las mujeres han conquistando el terreno empresarial con pasos agigantados. ¡Felicitaciones a todas las líderes femeninas del siglo XXI!