Yessica Suárez.30 octubre

El Meatless Monday es un movimiento que inició en el año 2003 en Estados Unidos y significa “Lunes sin Carne”; su historia data desde la Primera Guerra Mundial cuando el gobierno estadounidense instó a la población a disminuir el consumo de carne (y también de trigo, en aquel entonces).

Actualmente más de 40 países lo han incorporado como Canadá, España, México, Brasil y Chile entre otros, lo impulsan principalmente personas o asociaciones vegetarianas y nutricionistas.

Es cierto que el movimiento surge fuera del país; sin embargo, a criterio profesional parece una “tendencia” rescatable y de fácil puesta en práctica con el fin de mejorar la salud porque:

1) Incentiva el consumo de alimentos de origen vegetal (más vegetales, más frutas, más granos y frijoles) que no hay duda tienen mayor aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

2) Se adapta con mayor facilidad a presupuestos bajos, a gustos tradicionales y a necesidades específicas (por ejemplo, algunas poblaciones como adultos mayores se les dificulta la masticación y la deglución por ende en consumo de carnes se complica, ahí se puede optar por comidas típicas vegetarianas que proporcionen los nutrientes necesarios).

Es importante dejar de tener “harinofobia” o “carbofobia”, una alimentación vegetariana sí tendrá más alimento del grupo de harinas y leguminosas, pero si la alimentación está adecuada en calorías y calidad (no procesados, no exceso de azúcar ni de grasas o frituras) no debe haber un temor por aumento de peso.

A continuación, algunas ideas de alimentos a incluir en un “Día sin Carne” (o cualquier comida sin carne):

Desayunos:

Gallo pinto con huevo o queso.

Tortilla de maíz con frijoles molidos.

Sándwich con frijoles molidos y queso.

Pancakes de avena y con fruta cocinada (para darle dulzor).

Meriendas:

Galletas tosh con frijoles molidos y tomate.

Tortiricas en cuadritos horneadas y hummus.

Fruta picada con yogurt y semillas.

Avena con leche y semillas.

Barrita de Avena Natural.

Almuerzos y Cenas:

Casado Típico (arroz, frijoles, picadillo y ensalada)

Hamburguesa con Torta de Garbanzo.

Tortas de Garbanzo o Frijol para acompañar en arroz.

Ensalada fría de lentejas.

Barbudos.

Una alimentación vegetariana puede ser más variada, colorida y entretenida que simplemente colocar un filet de carne frito en un plato. Así mismo una alimentación que incluya carne puede ser más saludable que ser vegetariano de paquetitos procesados.

Busque siempre el balance y pruebe nuevas cosas, no se limite a “una dieta machote”. Los invito a seguir la cuenta de Entrecomidillas en Intagram donde estaremos compartiendo más sobre Nutrición Real y Práctica