Cristina Mora Jiliuta.7 noviembre, 2016

Imagine a la Mujer Maravilla conversando en un pasillo de colegio con Batichica, mientras esperan a una Poison Ivy adolescente.

Si usted o los pequeños de la casa están obsesionados con los Legos, son fans de DC Comic o simplemente aman armar con bloques, pero ya se cansaron de castillos, carruajes y salones de belleza... ¡Hay buenas noticias! Lego creó una nueva línea para los fans de las heroínas.

Once superheroínas de DC Comics tienen su propia figurita de Lego: la Mujer Maravilla, Batichica, Súperchica, Harley Quinn, Poison Ivy, Bumblebee, Flash, Eclipso, Lena Luther, Lashina y Mad Harriet. Parte de la colección estará disponible a partir del 1 de diciembre. La segunda parte saldrá en enero 2017.

Lego ya tenía una línea de DC Comics, pero no una que agrupara solamente a personajes femeninos. De hecho, las únicas colecciones de figuras exclusivamente femeninas eran "Princesas" y "Amigas". Eso solo hace que la creación de esta línea cobre más importancia.

¡Por fin!

Es cierto, muchos se cuestionan la necesidad de separar juguetes para hombres y mujeres. ¿Por qué hacer una línea "exclusiva para chicas" a estas alturas? Lo mejor es propiciar que niños y niñas jueguen con los mismos juguetes.

Sin embargo, debo reconocer el esfuerzo de una marca del tamaño e importancia de Lego a nivel mundial al querer resaltar en las mujeres otras cualidades más allá de ser "princesas", "amigas" y teñirlas de rosado con atuendos de flores (que también son lindos, no tengo nada en contra).

Todos los niños llegan a amar los juegos para construir, como Lego. Yo los adoré durante mi infancia ¡y conozco a muchos y muchas de mi edad que aún los coleccionan!

En su comunicado de prensa (traducción propia) Lego nos dice su objetivo con esta colección:

"Darle a los niños y las niñas un mundo con el que se puedan identificar, lleno de personajes aspiracionales, historias inmersivas y misiones llenas de acción que inspiran a las niñas...A ser inteligentes, valientes y empoderadas para ser superheroínas todos los días".

Ese mensaje inspirador me encanta y les aplaudo por contribuir para, poquito a poquito, quitar los estereotipos de género de los juguetes.

Es decir, son mujeres con superpoderes que no le temen a nada. Es refrescante que la industria del juguete le apueste a eso, si consideramos el hecho de que los juguetes de superhéroes "para chicas" son pocos... Aunque son cada vez más las compañías que apuestan por el juguete unisex o que no temen poner en su publicidad a un niño jugando con muñecas. (¡Puntos para Barbie!)

No puedo dejar de mencionar que me molesta un poco que Lego haya puesto a las superheroínas en un escenario cliché como un colegio. El "Super Hero High"... Es decir, ¿por qué no pudieron hacerlas adultas y ya? Siento que es bajarle un poco el tono al mensaje empoderador. Pero bueno, pasitos pequeños nos llevarán a la gloria.

En la infancia se forman las personalidades

Los juguetes sexistas son los que reproducen y perpetúan los roles de género tradicionales. Clásicos estereotipos de que la mujer es frágil, delicada, ama de casa, rosada y floreada. El hombre, por su parte, es el proveedor fuerte que no se acerca a la cocina y solo viste colores oscuros y gruñe. ¡Ja!

A las niñas se les suele regalar juguetes que recrean la vida de una ama de casa: cocinitas, juegos de limpieza, bebés y juegos de maquillaje. Así, solo se reproducen estereotipos de las sociedad patriarcal y machista en la que la mujer se dedica a limpiar y a cuidar bebés.

¡No se imaginan el impacto que sentí cuando vi unas fotos de mi mamá en el kinder posando con una plancha de juguete!

La pregunta es: ¿Por qué estos modelos de juguetes siguen tan fuertes en el siglo XXI si se supone que hemos evolucionado y el papel de la mujer ya ha cambiado tanto?

Creo que un juguete puede ser un arma de doble filo: son herramientas que empujan a los niños y las niñas a experimentar, a crear, a aprender a socializar; pero también pueden propiciar modelos de conducta negativos como la violencia, la competitividad o el darle poco valor a las cosas (cuando se tira un juguete con poco uso, por ejemplo).

Por eso buscar juguetes que no reproduzcan esos valores discriminatorios -además de arcaicos- es TAN importante.

Es esencial que niños y niñas se den cuenta de que las mujeres podemos combatir el crimen, ser fuertes y hacer todo tipo de cosas y que nada de eso está reservado para hombres.

Yo quiero una sociedad donde podamos ser superheroínas todos los días. ¡Inspirémonos desde pequeñitas!