Viviana Leitón.29 agosto

Hay un básico que es infaltable en el clóset de toda mujer. Nunca, nunca, pasa de moda, es útil para cualquier ocasión y se puede usar con muchas combinaciones para lograr diferentes aspectos. Por supuesto que le estoy hablando de la camisa blanca.

Esta prenda se puede combinar con un accesorio llamativo de tendencia sin recargar el outfit. Además, es perfecta para el clima de nuestro país. Por eso, sin lugar a duda, vale la pena invertir en una buena camisa blanca (o en varias).

Es perfecta para una reunión en la oficina, así como para una cena en la playa… Acá le traigo algunos consejos para combinarla y lucir diferente siempre:

Estilo casual

La camisa blanca es perfecta para un look relajado. Es increíble cómo puede combinar perfectamente con unos pantalones pitillo o con unos jeans boyfriend y puede verse sensacional.

Otra opción para un look casual es combinarla con una falda que haga todo el trabajo de estilismo. Excelente alternativa para ir a tomar café con sus amigas.

Look de verano

En la playa puede combinar su camisa blanca con unos pendientes grandes y un pantalón de lino. Y para el fin de semana en la ciudad, puede usarla con unos shorts y unas alpargatas.

Úsela incluso en el supermercado con un short casual y unos tenis.

Elegancia en la oficina

La camisa blanca queda perfecta con un saco o chaleco elegante para la oficina. Además, la puede combinar sin miedo con sus accesorios favoritos, como un collar o unos aretes.

Le dará siempre un look arreglado y relajado, todo el tiempo.

Sáquele provecho si tiene un after office, con un pantalón negro y unos tacones. Ya lo sabe, con su camisa blanca podrá verse fácilmente preparada para cualquier ocasión.