Mónica Morales.5 diciembre, 2019

Para conmemorar sus 60 años, Barbie abrió las puertas de su casa y se convirtió en anfitriona en la plataforma Airbnb.

Foto: Cortesía de Airbnb
Foto: Cortesía de Airbnb

La lujosa mansión ubicada en Malibú, delicadamente decorada con tonos rosa, tiene un valor de $60 por noche, más impuestos y comisiones, aunque las fechas disponibles son muy limitadas. La última vez que estuvo en alquiler fue del 27 al 29 de octubre, cuando Barbie realizó un viaje a Texas y dejó la residencia disponible. Ahora toca esperar a que la famosa muñeca planee una nueva escapada y esté fuera de su mansión.

Foto: Cortesía de Airbnb
Foto: Cortesía de Airbnb

La casa de los sueños no solo ofrece hospedaje, sino también diversas experiencias que reflejan el empoderamiento femenino que la marca Barbie desea inspirar: un encuentro con la estilista y jefa de peluquería, Jen Atkin; una lección individual de esgrima con la medallista Ibtihaj Muhammad; un recorrido detrás de escena por el Centro Espacial Columbia Memorial con la piloto e ingeniera aeroespacial Jill Meyers; y una visita a la galería de recuerdos que celebran sus notables logros que van desde su título de médica hasta su licencia de piloto y sus muchos otros honores y distinciones.


Foto: Cortesía de Airbnb
Foto: Cortesía de Airbnb
Foto: Cortesía de Airbnb
Foto: Cortesía de Airbnb

La casa de estilo contemporáneo, ubicada frente al mar, tiene una combinación de piezas modernas y vintage de mediados de siglo. Como parte de la estadía, Barbie invita a sus huéspedes a explorar su vestidor y recorrer los 60 años de moda que reflejan sus exitosas carreras. Al igual que Airbnb, ella también alienta a los huéspedes a respetar las reglas de la casa, a los vecinos y los artículos personales de los anfitriones. Además, cuenta con una piscina infinita con vista a la costa de California, un cine privado, un estudio para desarrollar hobbies, una pista para hacer deporte, un espacio para meditar y una cocina completamente equipada.

Foto: cortesía de AirBnB
Foto: cortesía de AirBnB
Foto: cortesía de Airbnb
Foto: cortesía de Airbnb