Redacción PERFIL.28 abril

La entrada de nuestro hogar siempre va a ser la cara de presentación hacia nuestros invitados. Ésta debe de invitar a que se acogedora y a la vez segura para todos los habitantes del hogar.

Para convertir la entrada en un espacio acogedor hay que tomar en cuenta varios detalles, entre ellos la puerta como componente protagonista. Para dar una gran bienvenida con estilo el tipo de madera y color de la puerta es primordial para crear un ambiente encantador.

Foto: cortesía de EPA
Foto: cortesía de EPA

“Las familias deben de entender que la entrada de la casa debe mezclar color, texturas, los dispositivos de seguridad, la iluminación y cualquier otro elemento estético que se quiera incorporar a la fachada”, menciona María José Fernández, asesora del hogar de EPA.

Propiamente en el caso de la puerta la seguridad que brinda esta es fundamental, por lo que se puede combinar una cerradura principal tradicional con una digital con memoria para que, además de la llave, deba de utilizar un código en específico para ingresar al hogar. Esto brinda confianza y seguridad a todos los miembros de la familia, así como sus invitados.

Foto: cortesía de EPA
Foto: cortesía de EPA

Para Fernández, además de la cerradura digital se puede complementar con un timbre inalámbrico para aumentar la seguridad. “Con este dispositivo se podrá identificar a las personas que llaman a la puerta sin necesidad de salir por completo”, explicó la asesora.

Además de esto, un elemento natural es un adorno perfecto para darle vida a la entrada. De manera sencilla puede colocar césped sintético para brindar mayor calidez, así como flores coloridas.

Para acompañar esta opción puede colocar un camino de piedra blanca y añadir piedra bola en los bordes para mejorar los acabados.

Si bien es cierto las entradas tiene un gran uso en las mañanas, en las noches se pueden acompañar con un reflector de luz LED de 2 luces con sensor de movimiento y luz cálida que brindara iluminación perfecta.

Siguiendo estas recomendaciones puede lograr tener una entrada acogedora en su hogar.