Shirley Ugalde.18 septiembre, 2015
Semana de la Moda en Nueva York
Semana de la Moda en Nueva York

Irby no fue la única que demostró que las modelos son cada vez más diversas. Madeline Stuart, colorida y sonriente, tiene 18 años y logró que varios asistentes a la Semana de la Moda de Nueva York 2015, la aplaudieran de pie. Al desfilar se convirtió en la segunda modelo con síndrome de Down en estar en esa pasarela.

Hace un año, Madeline Stuart, quien tiene serias dificultades para hablar, le dijo a su madre, "Yo, modelo", y desde entonces su familia ha intentado que cumpla su sueño. Hoy es el rostro de la empresa de cosméticos Glossigirl y una marca de carteras creó una línea con su nombre.

Hoy es el rostro de la empresa de cosméticos Glossigirl y una marca de carteras creó una línea con su nombre:"The Madeline"."Ella ama desfilar y la apoyo en su sueño, pero para mí y para ella se trata de propagar el amor y educar a la gente", dijo a la agencia EFE Rosanne Stuart, su madre y representante.

Madeline Stuart durante una pasarela.
Madeline Stuart durante una pasarela.

Displasia ectodérmica, la extraña enfermedad que aqueja a Melanie Gaydos, se caracteriza porque las personas que la sufren casi no tienen cabello, les faltan dientes, no controlan la temperatura corporal y el tabique nasal es más bajo de lo normal. Sin embargo, Gaydos protagonizó un video de la banda alemana Rammstein y desde hace dos años -cuando mandó sus fotos a un anuncio que buscaba rostros únicos- es una cotizada modelo. "Muchos de ellos eran fotógrafos de moda que habían hecho muchos trabajos comerciales y estaban aburridos de fotografiar a las modelos típicas", ha dicho Gaydos en entrevistas anteriores.

Semana de la Moda de Nueva York 2015.
Semana de la Moda de Nueva York 2015.

Ella también estuvo presente en Nueva York, al igual que Rebekah Marine, conocida como la "modelo biónica", por su brazo derecho ortopédico.Pero las modelos que rompen los estereotipos de belleza no son solo una realidad en Nueva York. De hecho, uno de sus emblemas es Winnie Harlow, rostro de la marca Desigual, a pesar de sufrir un notorio vitiligo."Hoy tenemos un cambio cultural donde la diversidad es un tema bastante preciado en distintos ámbitos. Ya no hay un solo valor, como ocurría hace 20 o 30 años, ahora hay varios caminos", dice el sociólogo Raúl Zarzuri. Eso explicaría que la industria de la moda también se interese por este concepto. Sarah O'Rourke, de la organización inglesa Modelos de Diversidad, agrega que aún falta avanzar en este sentido. "La Semana de la Moda de Nueva York está más avanzada que Londres, y lo aplaudimos, pero el Reino Unido aún tiene un largo camino por recorrer. La diversidad no está creciendo todavía aquí, pero con nuestras campañas para que se tome conciencia de este tema desafiamos a nuestra manera. El público escucha y en nuestras encuestas hemos visto que quieren mayor representación. Ahora exigimos que la industria de la moda escuche estas llamadas".