Andrea González Mesén.13 marzo

Para la producción de nuestra portada de febrero nuestra stylist, Alexandra Forero, nos trajo una sorpresa: anillos de cerámica, que lograban con toda facilidad imitar corales marinos.

No nos quedamos con la duda y quisimos conocer un poco más de este talento que se mueve bajo el nombre de Punto Negro, marca nacional que ya lleva dos años en el mercado.

Kevin Arguedas, creador de las piezas, confiesa que nunca se vio en el mundo de la cerámica. Cuenta que fueron situaciones de la vida las que lo llevaron a matricularse en la carrera de comunicación visual con énfasis en cerámica, de la Universidad Nacional.

Una vez dentro se enamoró de ese arte y ya para su segundo año decidió iniciar su propio proyecto para empezar a hacerse un nombre en el mercado.

Inicialmente se inspiraba en la tripofobia, tema que trabajó en un curso, con el tiempo aquella musa tomó cada vez más forma de coral.

Sus principales obras son macetas, pipas, anillos y esculturas, todas bajo el mismo patrón.

“Al momento de agregarles texturas es como dejar parte de mí en cada una de las piezas”, cuenta.

Amasar, dar forma, secar, esmaltar, hornear. Cada una de las piezas pasa por este proceso y al final logra convertir la cerámica en arte.