Mónica Morales.20 mayo

La crisis producida por el COVID-19, por la cual miles de comercios se han visto afectados, ocasionó que la tienda costarricense Dieciseis, cerrara las puertas de su tienda ubicada en Escazú, a finales del mes de marzo. Sin embargo, su propietaria Daniela Peña, decidió buscar una solución para mantener a flote su emprendimiento y transformó su negocio en una tienda virtual que lanzó a mediados del mes de abril.

Dieciséis es una tienda boutique que ofrece productos altamente diferenciados debido a sus diseños, colores, texturas y calidad. Accesorios, bolsos, joyería, ropa, mantas, sombreros y zapatos son parte de su catálogo de productos, los cuales en su mayoría son importados desde India, Tailandia, Indonesia, Colombia y Bali.

La página www.dieciseiscr.com permite acceder a más de 250 productos diferentes importados desde estos países, debido a que los colores, texturas y materiales utilizados para la manufactura de accesorios y prendas, son más duraderos, más llamativos y de mayor calidad que los que se consiguen en otras partes del mundo. Con esto se le ofrece a los clientes una mayor exclusividad en cada una de las piezas.

Pantalla completa Reproducir
1 de 11

Dentro de la plataforma de compra, los usuarios pueden visualizar los productos por categorías (tipo de producto, color y talla). Una vez seleccionados los productos en el carrito de compra, el cliente puede realizar el pago por medio de tarjeta de crédito, SINPE móvil o transferencia bancaria. Posterior a eso el producto se le entrega por medio de Correos de Costa Rica. Asimismo, cuentan con la opción de Glovo y entregas gratuitas en Santa Ana, Escazú, Sabana, Rohrmoser y Pavas. El producto llegará a sus manos envuelto y con un mensaje personalizado.