Sofía Alvarado.20 febrero, 2018

Los aceites naturales contienen todos los nutrientes, minerales y ácidos grasos que el cabello y cuero cabelludo necesita para mantenerse saludable, incluso una ventaja de usarlos es que también pueden estimular el crecimiento de nuestra cabellera, por lo que definitivamente su uso nos beneficia en muchos aspectos.

La mejor manera de aplicarlos es preparando una mascarilla para el pelo una vez por semana y tomando en cuenta los siguientes aspectos:

-Los aceites deben estar a temperatura ambiente, o calentarse ligeramente.
-Al aplicar el aceite se debe realizar un pequeño masaje suave desde las raíces del cabello hasta las puntas.
-Una vez aplicada la mascarilla, el cabello se debe envolver en una toalla o gorro de baño y dejarlo así por lo menos 30 minutos antes de lavarlo.
-Al lavar el pelo utilice champú y acondicionador como normalmente lo hace.

Aceite de oliva extra virgen

Es muy utilizado en tratamientos de belleza y se conoce como “la madrina de los aceites de pelo”. Por ser un excelente hidratante, aporta elasticidad y fortalece el cabello, ya que nutre la parte más profunda del cuero cabelludo. Elimina la caspa y contiene poderosos antioxidantes. Al utilizarlo con constancia, ayudará a aclarar el cabello debido a su contenido en peróxidos naturales.

¿Cómo utilizarlo?

Aplique alrededor de 2 cucharadas de aceite de oliva como una mascarilla sobre el cabello limpio. Dependiendo del daño que quiera atacar, debe esperar por lo menos 30 minutos antes de enjuagarlo. También se puede dejar de un día para otro.

Aceite de almendras

El aceite de almendras actúa como sellador, es decir, forma una capa protectora sobre la hebra del cabello que impide la pérdida de hidratación. Este aceite además brinda nutrición al cabello, alisa la cutícula y controla la descamación del pelo. Si se aplica directamente sobre el cuero cabelludo, aliviará la picazón y mejorará la circulación sanguínea, evitando la caída.

¿Cómo utilizarlo?

Para tener un cabello brillante y saludable, utilice aceite de almendras como una mascarilla para el pelo una o dos veces por semana. Si necesita reparar y prevenir las puntas abiertas, mezcle cantidades iguales de aceites de ricino, de oliva y de almendra y luego aplique la mezcla en su cabello, con un suave masaje, una o dos veces por semana.

Aceite de coco

Es mucho más ligero que otros aceites y es uno de los pocos cuyos beneficios han sido probados científicamente. El aceite de coco es capaz de penetrar y nutrir el cabello desde la raíz hasta las puntas, de tal forma que logra proveer al cabello las proteínas necesarias para nutrirlo y repararlo.

¿Cómo utilizarlo?

Puede usar aceite de coco tanto como un tratamiento de prelavado o bien se puede masajear una cantidad muy pequeña en el pelo después del lavado, para ayudar a hidratar el cabello rizado.

Aceite de argán

Es uno de los aceites naturales más efectivos para el cabello, pero también es uno de los más costosos. Brinda cambios increíbles en el cabello porque es rico en antioxidantes, vitamina E y ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

Siempre asegúrese de comprar aceite de argán 100% puro y no una mezcla de aceite de argán, la cual puede tener solamente una pequeña cantidad de este ingrediente.

¿Cómo utilizarlo?

Es mejor aplicar aceite de argán en el pelo húmedo y se debe masajear en el cuero cabelludo. Para evitar las puntas abiertas, basta con frotar una pequeña cantidad en las puntas secas.

Fuente: Sonia Espinoza Estilista